Viedma perderá tres vuelos semanales con Buenos Aires y Bariloche

Durante el verano habría más reducciones entre esta ciudad y la capital federal.



Viedma perderá tres vuelos semanales de los siete que la conectan diariamente con Buenos Aires y Bariloche. Los potenciales viajeros que intentaron reservar sus pasajes para después del 15 de diciembre vieron con asombro que los martes, jueves y sábados aparecían en gris, en el calendario que la firma Aerolíneas Argentinas posee en su página web con la leyenda “No disponible”.

La consulta al 0800 de la compañía permitió determinar que efectivamente, esos días no habrá vuelo. En tanto, desde la delegación local de la empresa en Viedma, confirmaron que se están elaborando los nuevos horarios y frecuencias para el verano, ya que se “levantarán” los servicios de esos tres días por semana y además habrá modificaciones en cuanto al paso por Bariloche.

Además, se adelantó que en enero y febrero se reducirán también -y quizá más- las frecuencias entre esta capital provincial y la Capital Federal, con la escala en la localidad lacustre. Advierten que este vínculo entre la costa y la cordillera quedaría cancelado desde mediados de diciembre.

El argumento que brindan fuentes ligadas a la empresa es que se requieren aviones para cubrir refuerzos en lugares turísticos. La preocupación de usuarios y autoridades es que en otras ocasiones, cuando se redujeron frecuencias y vuelos, luego se demoró años en recuperarlos.

La conexión aérea de Viedma con otras localidades del país fue un largo reclamo de la comunidad, ya que durante mucho tiempo fue casi inexistente. Hasta 2012, fue sólo martes y sábados, pero en ese año se sumó otro vuelo los jueves. En 2015 se completó toda la semana.

La decisión de la aerolíneas de bandera provocó malestar en las autoridades. El legislador Mario Sabbatella se pronunció al respecto afirmando que “estos cambios afectan la vida laboral, familiar, estudiantil, incluso sanitaria de muchas personas, también obstaculizan el corredor turístico de toda la costa atlántica rionegrina y el turismo interno”, expresó.

Aseguró que “el daño generado no sólo a las economías sino a las familias rionegrinas no se puede dimensionar. Viedma es la capital, Bariloche la ciudad más poblada, ambas tienen aeropuerto, pero no hay vuelos de ida y vuelta” , expresó.

Agregó que “las bajas de frecuencia Viedma – Buenos Aires – Viedma suceden siempre en las vacaciones de invierno y de verano, estos cambios se aplicarían a mediados de diciembre, es una locura si pensamos en lo que esto afecta no solo a la vida de las personas, sino al turismo del corredor atlántico, Las Grutas, San Antonio y demás destinos. Todos los que volamos observamos que la ocupación es altísima, así que el motivo de esa reducción de frecuencia no es económica”.

Destacó que “para la población de la cordillera, el aeropuerto de Bariloche permitía llegar a Viedma en poco más de una hora, ahora la única alternativa que les queda es por tierra y eso implica al menos 10 horas de viaje, que puede ser en micro con bajas frecuencias y altos costos, o en auto por la ruta 23 sin terminar o con un importante desvío al norte por la ruta 22. Si nos ponemos en el lugar de personas mayores, gente que necesita hacer trámites, cuestiones de salud y demás, cualquiera puede concluir que la cordillera además de alejada, queda aislada”.

Concluyó que “las estadísticas de los vuelos han demostrado que el servicio aéreo Bariloche – Viedma es rentable, el coeficiente de ocupación de los asientos fue, en promedio siempre superior al 80 por ciento”.

Sabbatella elevó un pedido de comunicación al Poder Ejecutivo Provincial y al Ministerio de Turismo Cultura y Deporte solicitando que realicen las gestiones necesarias para evitar la disminución de las frecuencias del tramo aéreo Viedma-Buenos Aires y Buenos Aires-Viedma como también el mantenimiento y ampliación del tramo aéreo Viedma – Bariloche – Viedma.


Comentarios


Viedma perderá tres vuelos semanales con Buenos Aires y Bariloche