Volvió a desplomarse el precio del gas para generación

La subasta realizada esta mañana para el aprovisionamiento de las centrales térmicas mostró los precios más bajos de los últimos años. El volumen ofrecido se elevó ante la baja que se espera en el uso domiciliario.




#
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

La subasta marcó la caída del precio del gas al nivel más bajo de los últimos años, justo en la víspera del lanzamiento del nuevo plan gas.

La subasta marcó la caída del precio del gas al nivel más bajo de los últimos años, justo en la víspera del lanzamiento del nuevo plan gas.

La subasta para el aprovisionamiento del gas que utilizarán las centrales térmicas del país durante el mes que viene culminó esta mañana con una nueva caída en el precio del fluido que, con un promedio ponderado para el país de 2,46 dólares por millón de BTU, marcó el valor más bajo en los últimos años.

La compulsa se realizó esta mañana a través del Mercado Electrónico del Gas (Megsa) y concentró el interés de las empresas productoras de gas.

En total fueron 40 las ofertas que se presentaron para el aprovisionamiento que realiza la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), reflejando el interés de las productoras en colocar en este segmento buena parte de su gas, dado que en la licitación del mes pasado sólo se habían presentado 28 ofertas.

El volumen total de las propuestas también refleja la intención de las productoras de asegurarse en el segmento de la generación una buena cuota de su producción, teniendo en cuenta que en septiembre serán muchos los hogares del país que comenzarán a apagar sus calefactores.

En total se ofertaron 34,75 millones de metros cúbicos de gas, es decir 8 millones de metros cúbicos por día más que los que ingresaron en la subasta del mes pasado.

Pero sin dudas el desplome de los precios fue la gran novedad de esta subasta. El promedio para el país fue de apenas 2,46 dólares por millón de BTU, un 3,14% menos que los 2,54 que se habían cotizado el mes pasado.

Esta caída se evidenció en las tres cuencas desde las que se ofertó gas muy por debajo del precio máximo que Cammesa fijó para esta subasta.

En el caso de Tierra del Fuego el precio tope era de 2,31 dólares pero las ofertas promediaron 2,20, siempre en boca de pozo. Con la producción de Santa Cruz hubo casi una paridad, con un precio promedio ofrecido de 2,35 dólares, apenas un centavo por debajo del precio máximo.

Pero en la Cuenca Neuquina se vio el desplome mayor, dado que si bien el precio tope de la subasta era de 2,67 dólares por millón de BTU, el precio promedio de las ofertas fue de 2,54 dólares, ya que hubo ofertas por apenas 2,30 dólares.

Esta baja en los precios respondió en buena parte a la competencia abierta entre las empresas para garantizarse la venta de su gas. Dado que de las 40 ofertas que hubo en el concurso, tres correspondieron a Santa Cruz, 11 a Tierra del Fuego, pero fueron 26 las ofertas en competencia desde Neuquén.

En total desde la Cuenca Neuquina se incorporaron a la subasta 26,15 millones de metros cúbicos día, es decir casi la misma cantidad que entre todas las cuencas se había ofrecido el mes pasado, marcando la preocupación de las empresas por lograr colocar su producción y evitar en cierre de pozos productores en el inicio de la temporada baja del gas.

Este desplome en los precios se da en la víspera del lanzamiento de parte del gobierno nacional del nuevo plan gas, denominado Esquema del Gas 20/24, el cual apunta a lograr contratos a cuatro años y a subsidiar una parte de los precios que se negocien para evitar su traslado a las tarifas.

Esto se debe a que, si bien las empresas ofrecen precios bajos para no tener que cerrar su producción, desde las mismas firmas se advierte que es por los bajos precios que se frenaron las inversiones y la producción nacional de gas ya comenzó a caer.


Comentarios


Volvió a desplomarse el precio del gas para generación