Weretilneck: “La Policía de Río Negro no es de apremios”

El gobernador fue consultado por los casos de abuso policial denunciados. Defendió a la fuerza de seguridad.

El gobernador Alberto Weretilneck se reunió con referntes mapuches en Bariloche. Foto: Marcelo Martínez

El gobernador Alberto Weretilneck se reunió con referntes mapuches en Bariloche. Foto: Marcelo Martínez

El gobernador Alberto Weretilneck aseguró en Bariloche que la Policía de Río Negro no es una fuerza que comete apremios en forma sistemática.

“No es una Policía de apremios. No es una policía de vejaciones”, aseguró el gobernador, cuando “Río Negro” le preguntó por la seguidilla de denuncias de casos de abusos policiales que se conocieron en septiembre pasado en el Alto Valle y Catriel.

“Puede haber hechos puntuales que tengan que ver con una determinada circunstancia, pero la instrucción que tiene la Policía y en el marco en el cual se desempeña la Policía, es el marco por el respeto del derecho a los ciudadanos”, afirmó Weretilneck.

“Río Negro” le preguntó por esta situación al mandatario provincial después de que se reuniera la noche del miércoles con un grupo de mujeres mapuches de las comunidades Lof Lafken Winkul Mapu, que están instalados en Villa Mascardi, y Buenuelo, en la zona del barrio Pilar II de Bariloche.

Cuando se le consultó por el homicidio del policía Lucas Muñoz, que sigue impune después de 3 años y dos meses, Weretilneck explicó que es un tema que está en manos de la justicia.

“Lamentablemente eso es un tema judicial, el fiscal (Martín) Govetto tiene responsabilidades en la conducción de la causa desde el fallecimiento y ahí la Policía fue excluida de toda la investigación”, recordó. “Por lo tanto, no es algo que la justicia nos haya dado participación”.

Reconoció que es uno de los asuntos pendientes de su gestión. “Es uno de los temas difíciles y dolorosos y de la cuestiones pendientes que le quedan a uno de estos ocho años”, aseguró Weretilneck.

Muñoz desapareció el 14 de julio de 2016 cuando se dirigía a trabajar a la comisaría 42 de Bariloche. Estuvo desaparecido 27 días. Hallaron su cadáver el 10 de agosto de 2016 en un descampado. Había sido ejecutado de un tiro en la cabeza. Aún no hay ningún avance para esclarecer el crimen.


Comentarios


Weretilneck: “La Policía de Río Negro no es de apremios”