Weretilneck, sobre el aborto legal: "el 73% de los ginecólogos de Río Negro son objetores"

El senador rionegrino defendió el derecho de la mujer a la interrupción del embarazo pero planteó una serie de cuestiones para tener una "mejor ley", explicó.

Alberto Weretilneck en el Senado opinó sobre el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Alberto Weretilneck en el Senado opinó sobre el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

El senador de Río Negro por Juntos Somos Río Negro Alberto Weretilneck defendió el proyecto de legalización del aborto pero planteó una serie de cuestiones vinculadas a la objeción de conciencia con el objetivo de que se logre una ley "clara, concreta, práctica, sin grises, ni lagunas", explicó. Pese a estas observaciones trascendió que el rionegrino firmaría el dictamen favorable al proyecto.

Momentos después de la finalización de la última ronda de expositores y antes de que el dictamen se ponga a la firma, el senador rionegrino pidió el uso de la palabra y planteó que estaba "convencido del derecho de la mujer al aborto legal" pero que "tenía dudas en cuanto a la objeción de conciencia para que haya mayor compromiso y voluntad de los profesionales de salud", "para que salga la mejor ley posible", dijo.

"En caso de sancionarse esta ley no van a salir miles de mujeres a hacerse la interrupción, no estamos hablando de una oferta de celulares, esto es otra cuestión, más íntima", dijo. Consideró que "la decisión de interrumpir un embarazo es anterior al embarazo" y que "no es de una mujer sola, sino de la mujer con su esposo, novio, pareja". Por lo tanto "estamos hablando del derecho a decidir, de la libertad de elección y la decisión de no ser madre", dijo.

Compartió datos sobre la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en la provincia, aprobada en 2012 durante su gobierno y reglamentada en 2016. Indicó que: en 2018 se hicieron 432 ILEs (0,2% de las mujeres en edad fértil); en 2019, se realizaron 565 (0,3%) y 353 en 2020 (0,18%). "El hecho que el Estado tenga normalizada la interrupción legal del embarazo no significa que empiece un descontrol", señaló.

"Miren las causas de las ILE en Río Negro: en el 2018, el 90,9% fueron por razones de salud; el 1,10% por violaciones. En 2020, el 99,3% por salud y el 0,7% por violaciones", dijo. Sobre las edades precisó que en 2018, el 47% fueron mujeres mayores a 25 años; el 33% mujeres entre 19 y 25 años, el 14% entre 15 y 19 años y el 1,5% mujeres menores a 15 años. En 2019, el 53% fueron mujeres mayores de 25 años; el 32% de 19 a 25; el 9,5% de 15 a 19 y el 1,2% menores de 15. En 2020, el 59% fueron mayores de 25; 30,) entre 30 y 25; 9% entre 15 y 19; y, 1,1% menores a 15. Por último, en 2020 el 84,5% y el 87% en 2019 de las interrupciones del embarazo fueron medicamentosas y anteriores a los 3 meses.

Tras dar estos datos expuso que "después de 4 años de aplicación de la ley de ILE el 73% de los tocoginecólogos de la provincia son objetores de conciencia y cuando empezamos con esta ley era sólo el 20%".

Luego ejemplificó el panorama diciendo que en el hospital de Cipolletti, hoy "no tenemos la posibilidad de contar con un solo médico no objetor. Ni uno". "Hace un mes hubo que interrumpir el embarazo de una nena de 12 años producto de una violación y el gobierno de la provincia tuvo que mover los pocos médicos no objetores que quedan, de una punta a la otra de la provincia, para poder garantizar una interrupción legal", dijo. "Si la ley no cuida a los equipos de salud, en dos años, no hay quien la ejecute", planteó.


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER DE MENOS MAL QUE TENGO FUEGO
Cómo los feminismos transforman nuestra vida cotidiana y el modo en que habitamos el mundo.

Comentarios


Weretilneck, sobre el aborto legal: «el 73% de los ginecólogos de Río Negro son objetores»