X1: el premium compacto de BMW sigue creciendo

El vehículo incorporó cambios en el diseño que refuerzan su perfil agresivo. En materia de seguridad sigue brindando una batería de elementos que otorgan protección en todo momento para los ocupantes del auto.



El BMW X1 estableció el segmento SAV Compacto Premium en 2009 y, actualmente, es el más vendido dentro de su clase en todo el mundo. En 2018, de la segunda generación lanzada en 2015, se vendieron 286.827 unidades. Asimismo, el Premium Compacto sigue creciendo; las modificaciones e innovaciones incluidas desde el lanzamiento, y como parte de la estética actual, optimizan el diseño del vehículo, motor, interior y conectividad.

En nuestro país, el nuevo BMW X1 estará disponible, inicialmente, es sus versiones sDrive20i SportLine y sDrive18i Advantage.


La variante SportLine ofrece un motor de 1.998cm3 y 4 cilindros capaz de entregar 192hp y 280Nm de torque entre las 1.350 y 4.600rpm, con un precio sugerido al público de USD 56.900.

Por su parte, la versión Advantage, presenta un impulsor de 1.499 cm3 y 3 cilindros en línea, cuya potencia alcanza los 140hp y un torque constante entre las 1.480 y 4.500rpm de 220Nm. El precio sugerido al público es de USD 52.600.


La transmisión para ambas versiones del renovado BMW X1 es automática de 7 velocidades con tecnología de embrague doble.

Ambos modelos incluyen BMW Repair Inclusive por 3 años o 200.000 km, lo que ocurra primero.

La nueva actualización del modelo hace que el BMW X1 sea una propuesta aún más deseable. La clave para su mayor atractivo son las revisiones de diseño pronunciadas, un alto nivel de versatilidad, una gran cantidad de características de equipos de vanguardia y flexibilidad combinadas con tecnologías innovadoras.


La actualización del modelo garantiza que el compacto SAV ahora cuenta con una figura aún más atractiva. Su silueta definida de forma poderosa, gracias a los nuevos riñones más grandes y más largos que ahora se fusionan en el centro, con una larga distancia entre ejes y sus voladizos cortos, son objeto de inspiración. De este modo, los riñones se conectan con los nuevos faros LED adaptativos que incluyen una iconografía de luz más nítida y una fascia con luces antiniebla LED integradas y entradas de aire más grandes.

La parte trasera del X1 también alberga nuevas características estilísticas. Por ejemplo, la nueva incrustación en el faldón trasero adopta el color de la carrocería. Esta nueva característica otorga a la parte trasera del BMW X1 una sensación aún más fuerte de clase y coherencia inherentes.


Otro punto culminante se puede encontrar en el espejo exterior del lado del conductor, que proyecta una imagen “X1” de LED de dos tonos cuando el vehículo está desbloqueado. Esto está lejos de ser sólo un truco visual, también hace que entrar y salir del BMW X1 sea mucho más fácil.

Ambas versiones cuentan con accionamiento automático de apertura y cierre eléctrico de la puerta del baúl, techo de cristal panorámico con función corrediza y elevable, sensores de estacionamiento traseros con indicador acústico y visual, y cámara de visión trasera con indicador de obstáculos y líneas de asistencia.


Comentarios


X1: el premium compacto de BMW sigue creciendo