YPF acelera el proyecto Manrique, entre Fernández Oro, Allen y Roca

La compañía concluyó con la sísmica 3D en la zona de la meseta rionegrina. En el corto plazo comenzará la perforación del único pozo comprometido en la licitación. Hay muchas expectativas por la posibilidad de hallar reservorios de gas y de petróleo.





Camiones vibros. La firma propuso una exploración sísmica 3D que  fue determinante para quedarse con la adjudicación.

Camiones vibros. La firma propuso una exploración sísmica 3D que fue determinante para quedarse con la adjudicación.

En el corto plazo YPF comenzará con el pozo exploratorio en el Cerro Manrique. Se trata de la etapa final por la licitación de un área ubicada en la meseta rionegrina. La firma de bandera ganó la licitación en 2018 para inspeccionar unos 300 kilómetros cuadrados de superficie que abarca ejidos pretendidos de Fernández Oro, Allen y Roca. El pozo se llamará María Luján X1.

La compañía finalizó con el estudio geológico sísmico 3D en toda la zona y actualmente se encuentra en la evaluación para presentar las conclusiones ante la autoridad de aplicación, la secretaría de Energía de Río Negro.

Es el paso previo para perforar el pozo exploratorio que será clave para definir si la zona es “rentable” para la empresa y poder pedir los permisos de explotación. “Hay muchas expectativas”, indicaron fuentes de YPF. Sin embargo son cautos ya que los resultados del pozo serán definitorios para determinar el caudal de los reservorios.

Según exploraciones de menor envergadura que se realizaron entre la década del 70 y el 90 se espera encontrar reservorios de gas y de petróleo.

La firma tiene un compromiso de inversión de 22 millones de dólares. Los trabajos pautados incluyen el registro y procesamiento de 395 km2 de sísmica 3D, y la perforación de un pozo exploratorio con una profundidad aproximada de 4.000 metros. Aún no está definido el lugar.

En números

22
millones de dólares fue la inversión comprometida por la firma para la exploración del área que abarca 295 km2.

Los pocos antecedentes en el sector (ver aparte), ubicado sobre la zona de la meseta rionegrina, entre Fernández Oro y Roca, lo convierten en un proyecto de “alto riesgo” ya que si la zona no es “comercial” la inversión se pierde.

Tanto el gobierno rionegrino como la operadora son optimistas. Desde el área de Energía indicaron que las expectativas exploratorias sobre el área “son interesantes” debido a que el sector licitado se encuentra en las proximidades de áreas en desarrollo como La Yesera, Loma Negra y Estación Fernández Oro (EFO), la principal área productora de gas de la provincia.

El registro 3D, la diferencia


La ejecución del registro de sísmica 3D y su interpretación, información que quedará para el gobierno, marcaron la diferencia en la licitación que se concretó en abril del año pasado. Será el primero en la zona.

Capex también había concursado. Otro dato que inclinó la balanza a favor de YPF fue el compromiso de iniciar el pozo en el primer año de la adjudicación que se extiende hasta 2021.

Pocos antecedentes exploratorios


Según los registros que tiene la provincia, la actividad exploratoria en esa zona se desarrolló entre las décadas del '70 al '90. Allí se realizaron trabajos de sísmicas 2D por parte de las compañías YPF y Pérez Companc.

Como resultado de la interpretación de la información sísmica, en 1979, la compañía YPF perforó el pozo YPF.RN.CM.x-1 (Cerro Manrique) el que fue abandonado rápidamente.

En 1992, Pérez Companc hizo lo propio con el pozo PC.RN.ECa.x-1001 (El Carrizo). Allí se extrajo petróleo, en la base del Grupo Cuyo, pero con muy escaso caudal por lo que la empresa decidió abandonar el proyecto.

Hasta el año pasado eran los únicos registros exploratorios. Hoy las expectativas de la operadora son otras.


Comentarios


YPF acelera el proyecto Manrique, entre Fernández Oro, Allen y Roca