Zapala: Interrumpieron el embarazo de una niña a 48 horas de la denuncia de abuso

Ocurrió el año pasado, y dentro de dos semanas el autor de la violación, padrastro de la víctima, irá a juicio por jurados. La ILE se practicó en el hospital público como marca la ley.



El procedimiento se realizó en el hospital de Zapala con "alto profesionalismo", se indicó. (Foto Archivo)

“A la niña se le explicó todo desde el primer momento, también a su madre, y nunca tuvieron dudas. A los dos días de hacer la denuncia se internaron en el hospital público y se practicó la interrupción legal del embarazo”.

Así confirmó la fiscal jefa del interior, Sandra González Taboada, un caso de interrupción legal del embarazo (ILE) realizado en Zapala cumpliendo la ley y los protocolos vigentes. Fue en el invierno pasado, y en dos semanas comenzará el juicio por jurados contra el padrastro de la víctima, que según los análisis de ADN fue el que la abusó y embarazó.

A diferencia de lo ocurrido en otras partes del país, y en particular en Tucumán donde organizaciones en contra de los derechos de las mujeres han logrado impedir que se realizaran ILE, en Zapala se pudo practicar normalmente.

Una fuente judicial consultada sobre la diferencia entre Neuquén y otras provincias opinó que “acá los profesionales de la salud tienen mucho mas claro que su labor es al interior del sistema de salud atendiendo a las personas que llegan en consulta, que no tienen la posibilidad de divulgar identidades, problemáticas, que es lo que pasó en Tucumán. Acá hay una conciencia mucho más clara de que esto es un derecho de las personas, y cuando están comprendidas dentro de las causales se practica la ILE y listo”.

La víctima tiene 12 años, el imputado 40 y es empleado de una municipalidad cercana a Zapala. Estaba en pareja con la madre de la niña desde hacía 10 años. Según pudo determinar la investigación judicial, los abusos comenzaron cuando la niña tenía 8 años.


Descubrimiento y denuncia


La madre no sospechaba nada. A principios de agosto del año pasado su hija  sufrió una fuerte descompostura y en el pequeño hospital de la localidad donde viven le diagnosticaron cólicos. Le recomendaron que hiciera dieta y tomara mucha agua.

El malestar seguía por lo que la madre decidió viajar con su hija a Zapala para hacer una consulta de mayor complejidad. A la niña se le hizo una ecografía abdominal que derivó en una ecografía ginecológica, y así se descubrió que cursaba un embarazo de 9 semanas.

Del consultorio y conmocionada por la revelación, la madre y su hija fueron a la fiscalía y presentaron la denuncia ante la fiscal Laura Pizzipaulo. La víctima, que apretaba una muñeca contra su pecho, dijo: “fue el papi”. Así llamaba a la pareja de su mamá.

El MPF le hizo conocer a la madre y a la hija cuáles eran sus derechos”.

Fiscal Sandra González Taboada

En diálogo con “Río Negro”, la fiscal jefa González Taboada no quiso dar detalles del caso pero relató que el mismo día de la denuncia, el 14 de agosto de 2018, “el ministerio público fiscal le hizo conocer a la madre y a la hija cuáles eran sus derechos. Le dijimos que lo podía pensar, que lo podía charlar, que no tenía que dar una respuesta de inmediato”.

El Código Penal contempla que el aborto será no punible, entre otras razones, cuando el embarazo haya sido producto de una violación.

González Taboada añadió que “la señora habló con su hija, su hija además fue informada por los profesionales del hospital público de Zapala, una asistente social y una psicóloga. Se le explicó lo que se iba a hacer en ella. La madre dijo que no quería que siga el embarazo, y la nena también estuvo de acuerdo”.


Profesionalismo


Dos días después se internaron y se practicó la ILE. “Todo se hizo en el hospital público, con un profesionalismo digno de admirar por parte de las médicas intervinientes”, remarcó la fiscal.

El imputado está en libertad y “no hay riesgo de fuga ni de entorpecimiento de la investigación”, dijo González Taboada. Según los análisis de ADN, fue el autor del abuso sexual y puede recibir una pena de más de 15 años de prisión.

El juicio por jurados comenzará el 3 de abril, conducido por la jueza Leticia Lorenzo. Será oral pero no público por las características del delito.

Un caso similar, por un abuso cometido en Plottier entre 2008 y 2015, será juzgado por un tribunal colegiado en fecha próxima. La víctima sufrió los abusos desde los 8 a los 15 años de edad hasta que quedó embarazada y se le practicó la ILE en 2015. Así se descubrió el caso y el hombre, pareja de la madre, fue imputado y será juzgado.


Comentarios


Zapala: Interrumpieron el embarazo de una niña a 48 horas de la denuncia de abuso