Zuain y Santibáñez no hablaron y siguen presos

Ninguno pidió la excarcelación. El cuñado del principal imputado, detenido por encubrimiento, es un policía del exgrupo BORA, acusado en varias causas por apremios en Valle Medio.



#

Hasta ayer el arma homicida no había sido encontrada. Buscan un rifle calibre 22 con mira telescópica, que pertenecería a Zuain.

LAMARQUE (AR).- Lucas Zuain y su cuñado, el policía David Santibáñez, permanecen detenidos en el marco de la causa que investiga el asesinato de Juan Moya (24) y el frustrado homicidio de Jairo Soto en Lamarque. Ayer ambos fueron indagados por la jueza penal del Valle Medio, Natalia Constanzo, y se negaron a declarar. El primero, imputado como presunto autor material de los balazos registrados el domingo a la madrugada en una casa del barrio La Tablada, designó como defensor al penalista Eves Tejeda. El segundo, imputado por presunto encubrimiento e incumplimiento de deberes de funcionario público, eligió al abogado Michael Díaz para que ejerza su defensa. Ninguno de los imputados había solicitado hasta ayer la excarcelación, según confirmó el fiscal de la causa, Miguel Ángel Flores. La situación de Santibáñez es doblemente complicada, según confirmaron fuentes del caso, porque el policía –que había sido trasladado a Bariloche tiempo atrás y estaba de paseo en la localidad– además de la acusación de encubrimiento acarrea al menos tres causas penales en trámite por apremios ilegales. Su nombre apareció varias veces en la auditoría realizada en agosto pasado en el juzgado penal de Choele Choel, cuando se relevaron los expedientes atrasados relativos a abusos policiales en el Valle Medio. Por su parte, Soto permanece internado en Roca en terapia intensiva y en gravísimo estado. Recibió un disparo de rifle calibre 22 en el rostro, sin orificio de salida, en el mismo hecho en el que Moya fue baleado en la frente con el arma con mira telescópica. Tanto Zuain como Santibáñez siguen detenidos en una dependencia de Luis Beltrán, para evitar que puedan producirse incidentes en la comisaría de Lamarque. También para prevenir posibles represalias de los allegados a las víctimas, las viviendas particulares de los dos detenidos están custodiadas por la policía. En la comarca no cesa la conmoción que generó el hecho del domingo. Según la reconstrucción realizada hasta ahora por los investigadores, Zuain fue atacado a golpes en la plaza del pueblo mientras caminaba con su novia y tras eso salió en busca del arma y se hizo llevar en una camioneta hasta el frente de una vivienda de la calle Juan José Paso al 1000, donde estaban sus agresores. Moya, Soto y otros seis hombres estaban conversando en el patio. De pie en la vereda, Zuain habría apuntado y disparado contra los jóvenes hasta que se le trabó el arma. Su cuñado fue quien lo sacó de la escena y tiempo después lo entregó en la comisaría, pero en ese ínterin desapareció el arma homicida y por eso se imputa el encubrimiento al policía del exgrupo BORA.


Comentarios


Zuain y Santibáñez no hablaron y siguen presos