La familia que forjó a un campeón de enduro

Los Puentes disfrutan el gran momento de Bruno, quien se acaba de quedar con el campeonato de la categoría Juniors A. Una historia de superación permanente.

07 dic 2017 - 19:04
Comparte esta noticia

Una carrera menos en los registros de la temporada. Ni siquiera esa ventaja resultó suficiente para que los demás competidores de la categoría Juniors A pudieran alcanzar a Bruno Puentes. El barilochense llegó con chances a la última fecha del Campeonato Patagónico de Enduro, que se corrió en Villa El Chocón, y no defraudó.

El escenario final fue el del circuito Tierra de Dinosaurios. Bruno llegó con diez puntos de diferencia respecto a su seguidor inmediato, Emiliano Bernhardt (El Hoyo). Lejos de aportarle tranquilidad, durante la semana reconoció la presencia de nervios frente a una carrera decisiva en su joven trayectoria.

Las ocho categorías que participaron del certamen de la Asociación de Pilotos de Enduro aguardaban conocer a sus campeones. Entre los más de 150 corredores que se acercaron, se encontraba Bruno con el objetivo de completar una carrera lo suficientemente prolija que le permitiera sumar los puntos necesarios para defender el primer puesto.

El barilochense aportó una de sus mejores versiones y logró el segundo puesto, apenas ocho segundos detrás del tucumano Gastón Rodríguez que se adjudicó el primer puesto. Aún así logró sumar las unidades necesarias para mantenerse por encima Bernhardt y Pablo Salazar (Rincón de los Sauces).

Bruno dio un paso importantísimo de cara al profesionalismo. El piloto de tan solo 18 años logró algo que otros tan solo sueñan. El próximo paso será incorporarse a algún equipo que le permita costear los altos gastos que se insume en cada carrera y así poder seguir creciendo como deportista.

Al mirar hacia atrás y volver sobre sus pasos, el barilochense encuentra el respaldo de toda su familia. Su papá David, taxista de día y piloto por las tardes, y sus hermanos también fueron corredores pero, llegado el momento, decidieron dar un paso al costado y apostar fuerte al desarrollo de Bruno.

“Creen que soy el que tiene más condiciones”, dijo oportunamente a este diario envuelto en palabras de agradecimiento para ellos. A comienzos de año la familia hizo un nuevo sacrificio para invertir en una moto competitiva que le permitiera mantenerse entre los primeros, en una disciplina en la que no solo se puede depender del talento.

A pesar de su corta edad, siempre se mostró seguro respecto a su futuro deportivo: “la moto es algo que nos llama la atención. Queremos seguir así y ver hasta dónde podemos llegar”.

Pero un campeón no solo se forma dentro del circuito. Cada día dedicó tiempo a sus estudios para terminar el ciclo secundario, trabajó como repartidor y, al caer de la tarde, recorrió 25 kilómetros de montaña que lo llevaron a la cima del podio.

Una pasión que sigue la familia
Bruno aprendió a conducir una moto antes de comenzar a leer. Este dato, que puede resultar curioso para cualquiera, está dentro de los parámetros de normalidad de su familia.
Su papá David y sus hermanos también recorrieron los senderos de la región y le transmitieron su pasión por el motocross.
El 22 de abril comenzó su participación en el Campeonato Patagónico de Enduro en Rincón de los Sauces. Luego pasó por Bariloche, El Chocón, Villa Regina, Catriel, Chos Malal y Plaza Huincul para coronarse.
Una carrera tras otra
8
Fueron las carreras de las que participó Bruno para lograr el campeonato en la categoría Juniors A.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

DeBariloche
Últimas noticias de ésta sección