Preventiva para el hijo de Lucinda

Es por dos meses y lo resolvió la jueza de Garantías Florencia Caruso por el crimen de la mujer de Cipolletti.

12 ago 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

La Jueza de garantías Florencia Caruso hizo lugar al pedido del fiscal Marcelo Gómez, y resolvió aplicarle dos meses de prisión preventiva para el hijo de Lucinda Gutiérrez, principal sospechoso del crimen de su madre, ocurrido en el barrio Santa Clara de Cipolletti. Sigue la búsqueda de otro sospechoso, mientras se potencia la hipótesis del robo como móvil del crimen.

Ayer por la mañana el fiscal Gómez, formuló cargos en contra Pedro Juan Mori , apodado “Coco” (64 años) acusado por homicidio doblemente agravado por el vínculo y por ser cometido con alevosía. La calificación prevé la única pena de prisión perpetua.

Argumentando sobre el peligro de fuga y sobre la necesidad de mantenerlo detenido para la producción de pruebas, el fiscal solicitó la prisión preventiva por el plazo de 90 días.

Luego de analizar los argumentos, la Jueza de garantías Florencia Caruso hizo lugar a la preventiva pero por dos meses.

Según describió el fiscal, en base a las pruebas recolectadas hasta el momento, el hecho ocurrió el miércoles, entre la 1 y las 7 de la mañana, en el domicilio ubicado en Sargento Cabral al 1300, mientras Lucinda se encontraba durmiendo en su habitación.

Mori , junto a otro sujeto que hasta ayer no había podido ser localizados, habrían golpeado a la mujer hasta matarla.

Los golpes habrían sido con los puños, los pies y contra el piso, los cuales provocaron un sangrado masivo en la víctima, según surge de los informes preliminares de autopsia.

De acuerdo a lo que informó el Ministerio Público Fiscal, las causas de la muerte, según lo informado por el Cuerpo Médico Forense, serían debido al sangrado antes mencionado y por la compresión de la caja torácica de la mujer de 87 años que le provocó la fractura de siete costillas.

El médico forense a cargo de la autopsia entendió que el homicidio habría sido cometido por más de una persona.

Para robarle

El fiscal , Gómez indicó que un armario donde Gutiérrez guardaba dinero fue violentado y se supone que el robo sería el motivo por lo que su hijo y el inquilino, habrían cometido el crimen.

El segundo hombre buscado, es oriundo de Villa Regina y sería un inquilino de la mujer, que habría estado bebiendo con Mori la noche anterior al crimen. Se trata de un hombre con antecedentes delictivos, que incluso cumplió una condena en el Penal 2 de Roca.

Sobre el hijo de Lucinda, se comprobó que presentaba una herida en la zona del cuello que podría ser compatible con un rasguño que la víctima podría haberle ocasionado, mientras se defendía del ataque que terminó con su vida.

En la audiencia de ayer el fiscal destacó la labor desarrollada por el Gabinete de Criminalística local y adelantó que se habían hallado rastros, huellas y pelos que deberán ser peritados para conocer si se corresponden con la morfología y el ADN de los acusados.

Dijo que si bien no se cuenta con testigos directos del crimen, sí se recibieron declaración de distintas personas que fueron las primeras en hallar a la mujer sin vida y de vecinos que escucharon gritos y sonidos similares a golpes.

Dato
7
Las costillas que tenía fracturada Lucinda Gutiérrez, “doña Mori”.
Cipolletti

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección