Descartan que el papa corra riesgos en Chile, tras los ataques a iglesias

El ministro del Interior del vecino país dijo que el pontífice “no debiera correr riesgo” y consideró que no se trataría de grupos “realmente peligrosos” en relación a los ataques a iglesias católicas de ayer.

13 ene 2018 - 21:17
Comparte esta noticia

El ministro del Interior de Chile, Mario Fernández, descartó que el papa Francisco corra riesgos durante su visita al vecino país chileno. La información vino a traer tranquilidad tras los ataques incendiarios que ayer afectaron a varias iglesias en la región metropolitana de Chile.

El político afirmó que el Francisco “no debiera correr riesgo” en lo que es su primera visita a ese país y calificó de “graves y repudiables” a los ataques. No obstante, descartó que los se trate de grupos “realmente peligrosos” a los eventuales responsables de estos hechos, según destacó el portal del periódico chileno La Tercera.

“Hay que tomar las cosas con proporción. Se trata de hechos que son desde luego graves y repudiables, pero también hay que ver en su medida las cosas. El gobierno y la sociedad no deben hacer el juego a quienes con violencia tratan de alterar la vida normal de los países”, enfatizó Fernández.

El ministro afirmó que “se trata de intentos incendiarios más que aparatos explosivos, que dañaron de manera importante esas instalaciones de la Iglesia católica, pero se trata de artefactos más bien caseros”. En ese sentido agregó que “la investigación dirá quiénes están detrás”.

“Lo que hemos visto ayer parecen ser grupos pequeños, con capacidad de acción limitada”, sostuvo y enfatizó que “dejaron panfletos que mezclan llamados, mezclan temas sociales con el tema mapuche, y con crítica a los gastos de la visita papal”, explicó.

“Se hace seguimiento de grupos que aparecen y desaparecen, pero no podemos estar hablando acá de grupos importantes de articulación realmente peligrosos para la población en el sentido de su volumen”, afirmó.

Al menos fueron cinco los ataques contra iglesias católicas que fueron perpetrados ayer en varios sectores de la ciudad de Santiago de Chile. Las consignas fueron críticas a la visita que Francisco iniciará el lunes y que incluirá a Atacama y Temuco, al sur del país. Allí el pontífice tomará contacto directo con los mapuches, una comunidad que viene reclamando la restitución de tierras ancestrales que hoy están en manos privadas.

Tanto la presidenta Michel Bachelet como el mandatario electo, Sebastián Piñera, repudiaron los actos de violencia contra los templos católicos.

“En democracia, la gente puede expresarse mientras lo haga de manera pacífica y adecuada”, señaló la mandataria y agregó que “estamos apoyando en lo que sea necesario desde el punto de vista de seguridad, de movilizar a las avanzadas. Ayer estuvieron en Iquique, hoy van a Temuco”, señaló.

Por su parte el presidente electo, Sebastián Piñera, condenó en su cuenta de Twitter los ataques: “Condeno los actos de violencia contra iglesias de Peñalolén, Estación Central y Recoleta esta madrugada”, escribió.