Muñoz se disculpó y acusó a Gerez de “inescrupuloso y mentiroso”

En el inicio del juri contra el magistrado se conoció que nunca se comunicó con las víctimas del choque, quienes le cuestionaron su falta de humanidad.

27 ene 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

El juez de Garantías, Marcelo Muñoz, nunca habló personalmente con la pareja a la que chocó y abandonó el 24 de septiembre de 2016.

“No se pudo hacer porque de entrada ya estuvo mediatizada la situación” y “ya había sido trascendida mi función”, aseguró el magistrado ayer durante la apertura del juri por mal desempeño.

Uno de sus defensores, Joaquín Imaz, insistió en que el juez no se comunicó con los jóvenes “por su investidura”.

“Para mí no se justifica, todos los periodistas tenían nuestros teléfonos, y llamar y decir: “soy el que los chocó” no me iba a intimidar. Yo lo único que quería era que me diga: “disculpen lo que les hice, no sé que me pasó en ese momento”. No me parece una razón justificable para no haberse comunicado con nosotros”, enfatizó Paula Sette, quien viajaba en el auto que terminó en el canal de riego.

Sette fue una de las tres testigos que declararon en la primera jornada del juicio que se desarrolla en la Legislatura.

El magistrado está acusado de haber protagonizado un siniestro vial del que huyó, y luego localizado, se negó a practicarse el test de alcoholemia. El jurado de enjuiciamiento debe definir si lo destituye o no del cargo.

Los únicos integrantes del poder Judicial que estuvieron en el recinto fueron el juez de Garantías, Cristian Piana y la jueza de Ejecución penal, Raquel Gass. También asistió la conducción del gremio docente ATEN, que denunció al magistrado ante la comisión especial de jurado.

“El juez Muñoz valiéndose de su condición de magistrado intentó influir en jerarquías máximas de la policía para mejorar su situación ante el proceso protagonizado”, señaló el fiscal general, José Gerez, durante la presentación del caso.

“Distorsionados”

El defensor Juan Coto afirmó que los hechos “han sido distorsionados”. En su exposición, que se extendió por más de una hora, anunció que había llegado “la hora de la verdad” e incluso, de manera temeraria, mencionó: “entiendo que se reflejan en el ministerio público fiscal una serie de principios de la propaganda nazi que Joseph Goebbels creó, que en cierto sentido son preocupantes”.

Entre ellos citó la simplificación, la creación del enemigo único, en alusión a que Muñoz es un “chivo expiatorio.”

El magistrado tomó la palabra después de Coto y le pidió disculpas a Leandro Córdoba, que conducía el vehículo que chocó, y a Sette. En su discurso destinó largos párrafos a Gerez (ver aparte) y a defender su trabajo. “Me tocó juzgar a un exgobernador”, manifestó, en relación a Jorge Sobisch, a quien absolvió en el caso de la “zona liberada.”

“Mira flaco, contra un juez no podes”, declaró Córdoba que le dijo un policía apenas pasó el accidente.

El último testigo del día fue Eduardo Aroca que oyó las frenadas de los vehículos, porque se encontraba con su familia en cercanías al lugar. “Tené cuidado que ese va borracho”, le dijo su pareja cuando vio irse, presuntamente, al auto que manejaba Muñoz.

“El doctor Marcelo Muñoz se ha transformado en el depositario de los problemas del sistema penal en la provincia”.
Juan Coto, defensor del juez Marcelo Muñoz.
“No es ninguna patraña, efectivamente tuve un problema médico”.
El juez Marcelo Muñoz se defendió ayer en el juri por mal desempeño.
“El juez Muñoz no sólo conducía bajo los efectos del alcohol, sino que también lo hizo manipulando su celular particular”.
El fiscal General José Gerez encabeza la parte que planteó la acusación.
Neuquén

Últimas noticias de ésta sección