Un examen de ADN sería clave para dilucidar un crimen

01 dic 2016 - 00:00
Comparte esta noticia

La autopsia al cuerpo de Edith Marín (59), que el lunes fue encontrada sin vida en su casa, confirmó que fue asesinada y según revelaron los investigadores los estudios de ADN serán clave para determinar quién la atacó.

Fue hallada a las 9:15 por su marido en su casa de Quesada al 1.100 del barrio Islas Malvinas. Estaba en el suelo, en un charco de sangre y tenía una camisa atada en el cuello.

El fiscal Maximiliano Breide Obeid confirmó ayer que falleció asfixiada y que los golpes que presentaba en el rostro (y la sangre que brotó de ellos) correspondían al que habría dado al caer.

“No descartamos ninguna hipótesis”, señaló el fiscal, que contó que el estudio de ADN que se realizará a la camisa con la que fue ahorcada será clave para determinar quién fue su agresor. En la casa no había indicios de robo ni de ingreso forzado.

En función de la escena las sospechas giran en torno a que la mujer conocería a su atacante, ya que todo indica que le habría permitido ingresar. Los vecinos comentaron que lo perros de la cuadra usualmente ladran a las personas desconocidas, algo que no habría ocurrido esa mañana.

La mujer tenía once hijos pero desde hace un tiempo vivía solo con su marido, quien descubrió ocurrido cuando regresó de su trabajo como sereno. Fue quien dio aviso a los vecinos para que llamaran a la policía dado que, por el shock, le costaba comunicarse.

Neuquén
Últimas noticias de ésta sección