Gendarme baleó a motociclista en operativo contra “picadas”

Le disparó postas de goma por la espalda a un joven que supuestamente quiso evadir un control. El chico terminó hospitalizado y el uniformado luego de declarar quedó detenido.

02 dic 2016 - 00:00
Comparte esta noticia

Un gendarme quedó detenido ayer por haber herido de un escopetazo con posta de goma a un motociclista durante un operativo para evitar que se corran “picadas” en la localidad bonaerense de Burzaco, partido de Almirante Brown.

El hecho ocurrió en la madrugada del jueves en avenida Hipólito Yrigoyen y Marcos Tiglio, donde personal de Gendarmería Nacional montó un operativo sorpresa. Según las fuentes, los gendarmes comenzaron a dispersar a los motociclistas para evitar “picadas” cuando dos de los efectivos quisieron identificar a Martín Aravia (23), quien iba a bordo de uno de esos rodados. De acuerdo a los testimonios de los gendarmes recabados por personal policial, este joven quiso evadir el control, le pegó una patada a uno de los efectivos que pretendía identificarlo y escapó.

Por la espalda

Las fuentes precisaron que el gendarme presuntamente agredido, identificado como el subalferez Emanuel Elio Mollecundo (26), reaccionó efectuándole por la espalda un disparo de escopeta, por lo que el joven perdió el equilibrio y cayó de la moto.

Luego, Aravia fue trasladado al Hospital Lucio Meléndez de Adrogué, donde fue intervenido quirúrgicamente por las lesiones que le generó en la espalda, en una costilla y en un riñón el proyectil de goma, agregaron los informantes policiales.

Voceros judiciales precisaron que el joven se encontraba fuera de peligro. Las mismas fuentes indicaron que el fiscal Pablo Rossi, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 de Lomas de Zamora, dispuso la detención del gendarme, quien fue indagado por los delitos de “lesiones graves y abuso de armas”. Tras la indagatoria, el acusado, que contó con un defensor oficial, quedó a disposición de la jueza de Garantías 6 de dicho Departamento Judicial, Laura Ninni.

Micaela, la novia del motociclista herido, contó que el gendarme “tiró a matar”. En tanto Alberto, el padre de la víctima, aseguró que su hijo “pasaba eventualmente por ahí” y que “no había un control vehicular en ese momento”.

De acuerdo a los testimonios de los gendarmes, el joven que terminó baleado quiso evadir el control policial y le pegó una patada a uno de los efectivos.
Buenos Aires
Últimas noticias de ésta sección