El ajuste de gastos ya empezó a generar rechazo gremial

13 ene 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

El anuncio del gobernador Alberto Weretilneck de un recorte del 20% de las erogaciones en la totalidad de los ministerios, sorprendió a miembros del gobierno.

La determinación se cerró esta semana con el equipo económico. Tampoco faltan los funcionarios incrédulos en cuanto al cumplimiento de esa medida.

En lo gremial, ATE expresó la primera respuesta pública, alertando que “es inviable y no se puede llevar a cabo sin afectar todas las prestaciones públicas. El recorte planteado –declaró su secretario general, Rodolfo Aguiar– es una expresión de deseo ya que no se puede aplicar en la realidad sin producir una afectación seria en todas las prestaciones púbicas. Sin horas o guardias extras, la mayoría de los hospitales directamente no podrían abrir sus puertas”.

En realidad, Weretilneck reconoció que esa decisión afectará a “ todas las áreas del estado”, incluso previno un año de conflictos con gremios y puso en dudas que se pueda iniciar el ciclo escolar en la fecha programada.

En su comunicado, ATE consideró “absurda la pauta de aumento del 17% “ y afirmó que “ nadie firmará semejante acuerdo a la baja. A este gobierno no se le ocurre una sola idea. Siempre lo mismo. Nuevamente quieren ajustar los salarios y achicar los derechos de los trabajadores”, señaló Aguiar.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.