El Festival de Percusión de FCP crece, se multiplica y lo celebra

El encuentro, que durante 15 años acercó figuras internacionales, regresa con una gran cantidad de sorpresas y conciertos en distintos lugares del país.

Ángel Frette, director del festival y director artístico de Fundación Cultural Patagonia, cuenta cómo es la experiencia de llevar esta propuesta a otras ciudades.

19 jun 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Quince años de un trabajo duro, metódico, constante, le dio al Festival Internacional de Percusión de Fundación Cultural Patagonia reconocimiento dentro y fuera del país y un crecimiento que se evidencia en esta nueva edición que le pondrá ritmo al invierno roquense desde el 27 de junio al 1 de julio. Pero esta vez Roca no es la única ciudad en vibrar con la música de los artistas nacionales, internacionales y locales que se suman al evento, también otras ciudades argentinas son sede el festival y disfrutan de su propuesta.

El percusionista Ángel Frette, quien es el director del festival desde su nacimiento en 2003, entre viaje y viaje habló con “Río Negro” sobre las novedades del encuentro que es su orgullo “es como un bebé mío, un hijo que tiene 15 años”, asegura, consciente de que sin instituciones que apoyen la propuesta “este trabajo no se puede lograr es un trabajo en conjunto, yo soy el motor porque la percusión es mi especialidad, es lo que más conozco pero siempre se tiene el apoyo de Fundación Cultural Patagonia y el Instituto Universitario Patagónico de las Artes en lo que el festival necesita para que siga creciendo”.

Apoyo que estuvo presente una vez más cuando surgió la idea de extender el festival con conciertos en otra ciudades argentinas. Todo comenzó, contó Frette, cuando Víctor Mendoza, un percusionista mexicano que vino muchas veces al festival no podía coordinar para estar en Roca el 27 de este mes pero sí podía viajar antes y “hablamos sobre si organizábamos algo antes en otro lugar. Así comenzó y la verdad es que nos gustó mucho la idea. Con el arquitecto Norberto Rajneri (presidente de Fundación Cultural Patagonia) dijimos ‘bueno veamos si se puede ir armando algo’, y fuimos buscando localidades. Así surgió primero Córdoba, después Rosario, vimos si podíamos hacer algo en el Teatro Colón, hicimos un pedido y el teatro accedió. Lo de Neuquén es por un convenio que ya había firmado FCP con la Fundación del Banco Provincia. Se fue armando sin querer esta cuestión de hacerlo en sedes y lo que sucedió es que otros lugares se enteraron y querían que vayamos, pero ya era imposible hacerlo más grande porque iba a ocupar mucho tiempo”.

Varias sedes, varios conciertos y el director del festival multiplicándose ya que participa en la mayoría de las presentaciones como intérprete. “Para mi fue bastante matador, confiesa, porque yo inclusive tuve un viaje. Llegué el viernes 9 de Nueva York y ese mismo viernes tuve que ir a tocar con la orquesta de Florencio Varela, el domingo viajé a Córdoba, volví el lunes y el martes viajé a Rosario” después estuvo en Roca para dar los últimos “toques” al festival. Frette espera que esta experiencia se repita. Considera que “el formato de las sedes se podría sostener y repetir de acá en más porque de verlo publicado me han hablado de Mar del Plata, de Bahía Blanca, de Mendoza, de San Juan, ciudades que quisieran que las elijamos como sedes también para hacer algo ahí”.

Para Frette, el balance de estos 15 años del festival “es positivo desde distintos lugares. A nivel institucional aporta un evento que logró sostenerse y además le da visibilidad internacional, porque a FCP no solamente en el país sino a nivel internacional se la reconoce, al menos en el circuito de la música académica. Después a nivel de los estudiantes genera entusiasmo. Están esperando como una fiesta esta fecha. Para los artistas que nos visitan es también reconocer que no todo transcurre en los lugares centrales. Desde Roca se genera cultura a nivel internacional. Es un balance positivo para las distintas áreas y las distintas entidades que participan. Es positivo y espero que se pueda sostener muchos años más”.

Esta edición del festival es también de reconocimiento a los músicos que lo apoyaron desde un principio, como William Moersch -quien brindó seminarios en FCP en 1999 cuando todavía no existía el Festival- o John Wooton.

El festival no sólo creció en la consideración de los artistas y alumnos, también el público roquense “nos acompaña muchísimo y lo toma como algo propio eso también para nosotros es re importante”, señala el director del encuentro.

“En el caso del Festival de Percusión entendemos que estamos acompañados por el público de Roca. Por eso el sábado 1 de julio haremos un concierto que es de entrada libre y gratuita para que quienes durante la semana no tuvieron posibilidades de acceder a alguno de los conciertos que se ofrecen puedan participar del de cierre en el Espacio Cultural. Generalmente ese día entran como 600 personas, muchos se quedan sin entradas. A nosotros nos alegra mucho esto de que Roca lo sienta como suyo el festival”, enfatiza el músico que se prepara para festejar y enfrentar nuevos desafíos

“Me hablaron de Mar del Plata, San Juan, Bahía Blanca, Mendoza, ciudades que quisieran que las elijamos como sedes”
“Para los artistas que nos visitan es reconocer que no todo transcurre en los lugares centrales. Desde Roca se genera cultura a nivel internacional”
asegura al hacer un balance del encuentro de percusionistas.
Como adelanto del festival, Roca podrá disfrutas de la actuación de Hugo Fattoruso y Barrio Sur el sábado próximo en el Espacio Cultural de FCP
Roca

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.