Polémica por la lixiviación

16 abr 2012 - 00:00
Comparte esta noticia

La roca que se extraiga de la mina será enviada a una planta de tratamiento que se construirá en el lugar, para separar los minerales buscados del resto del material. Luego del triturado, la disolución del oro y la plata se realizará mediante el procedimiento de “agitación con cianuro” o lixiviación. El agua se obtendrá de un acuífero, cuyo uso limitado fue autorizado por el DPA. La empresa calcula que usará entre 20 y 25 litros por segundo. “Equivale al riego de unas 40 hectáreas en el Alto Valle”, dijo la empresa. El material será refinado fuera de nuestro país porque en Argentina no hay procesos de este tipo. Luego de separar las partes solubles de las insolubles mediante el uso de cianuro, el agua residual va hacia un dique de colas, pero antes la planta podría tener una cámara de destrucción de esta sustancia química (todo depende del nivel de inversión). El cianuro se transporta hasta la locación y se almacena en estado sólido, en briquetas, mediante procedimientos que deben ser sumamente cuidadosos. El agua del dique de colas, un recipiente de unos 30 metros por 30, se reutilizará, lo que, según la empresa, hará más eficiente el uso del recurso y reducirá el peligro de contaminación. Para los que advierten en Jacobacci de los peligros de esta actividad, existirá una competencia por el agua entre la minería, la ciudad y la producción ovina y caprina. Y un peligro latente de que el acuífero se contamine con cianuro. La empresa sostiene que se trata de un acuífero independiente del que provee de agua a Jacobacci, donde el recurso es escaso, al igual que en el resto de la Línea Sur occidental, donde es impresionante la cantidad de lagunas que se secaron. Ya tienen la experiencia del problema que creó la empresa que asfalta la Ruta Nacional 23, que en procura de agua perforó un pozo en el mismo acuífero que usa la ciudad. La compañía aclara que obtendrá agua de una perforación de más de 100 metros de profundidad, cuando la producción agropecuaria utiliza los recursos más superficiales como mallines y aguadas.