Cuando el frío arrecia y el Estado no llega, reina la solidaridad

El invierno se adelantó y los gobiernos no llegan para atender la demanda de combustible para los sectores más pobres de Jacobacci y la Línea Sur.

En el barrio Ceferino usan lo que habían guardado para la red de gas (la obra está paralizada por el clima) en darles leña a los más necesitados.

20 jun 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

El intenso frío y la necesidad de leña en los hogares más humildes fueron los puntos sobresalientes del panorama que entregaron ayer algunos poblados de la Región Sur rionegrina. A la intensa nevada que se registró durante el fin de semana se le sumaron temperaturas extremas que ponen en jaque a las familias más vulnerables que necesitan más que nunca de la ayuda del Estado para poder sobrellevar la compleja situación. La mínima se registró en Maquinchao con 16,5 grados bajo cero y una sensación térmica que llegó a los 18,1 bajo cero a las 6 de la mañana. En el resto de los pueblos los registros también superaron los dos dígitos.

Después de dos días, Vialidad Nacional habilitó el tránsito por la Ruta 23 con el pedido de circular con mucha precaución.

El frío polar desnudó las necesidades de las familias más humildes dejando al descubierto la falta de previsión por parte del Estado. La mayor demanda por estas horas en Jacobacci, y también en otros pueblos de la zona, es la leña. Es que el invierno se anticipó y la que reciben los beneficiarios del Plan Calor, este año no alcanza.

Es por ello que la gente que la necesita apela a lo que sea para poder calefaccionarse. “Hay que juntar lo que sea para echarle a la cocina. Palitos, cartón, ramas de los árboles... lo que sea. Está haciendo mucho frío y la leña que nos entregaron se nos terminó. Este año no alcanza, y eso que todavía no empezó el invierno”,, señaló ayer Irma Honorio, del barrio Ceferino, madre de dos hijos menores que habita una precaria vivienda.

El Ceferino es un barrio emblemático en Jacobacci. Hace unos días, la provincia comenzó a construir la red domiciliaria de gas, pero debido a las duras condiciones del tiempo, la obra quedó paralizada. Los vecinos habían comenzado a reunir dinero, a través de rifas, venta de empanadas, para las instalaciones domiciliarias, pero ante la emergencia decidieron darle otro destino. “Hay familias que no la están pasando bien porque se les terminó la leña del Plan Calor. Por eso, con lo que tenemos y un aporte que nos dio el municipio, decidimos comprar unos 6.000 kilos de leña para darle aunque sea 80 kilos a cada familia para que pueda sobrellevar la situación”, señaló Heriberto Llanquinao, vocero del barrio.

En Roca

Desde el municipio y desde el Centro Administrativo Provincial distribuyeron garrafas sociales. La Secretaria de Hacienda del municipio, Gladys González detalló que hace unos días “compramos dos equipos –camión y acoplado- de leña en el Maitén, pero no puede venir por el estado de las rutas. Es por eso que hoy (por ayer) compramos leña frutal en Roca que va a estar llegando en los próximos días”.

“Hay familias que no la están pasando bien. Con lo que tenemos decidimos comprar 6.000 kilos de leña para darle 80 kilos a cada familia”.
Heriberto Llanquinao es uno de los voceros del barrio Ceferino.
La nieve llegó a la meseta de Somuncura
En Cona Niyeu la nieve cubrió hasta 40 centímetros y en Sierra Grande fue suficiente como para pintar los cerros de blanco.
En Sierra Grande el sábado el municipio realizó un operativo de emergencia para atender la la situación pero no hubo evacuados. En Cona Niyeu, a 170 kilómetros de Sierra Grande, la nieve fue abundante. El fin de semana hubo cortes de energía y los bomberos voluntarios de Sierra Grande tuvieron que rescatar al menos a dos familias que viajaban al lugar por la ruta provincial 5.
Jacobacci

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección