121° aniversario de Catriel: Diversificarse, el futuro lo exige ya

Celebrando un nuevo año desde su fundación, esta ciudad estratégica para la producción de petróleo puso en marcha un ambicioso Programa Agrícola Ganadero que potencia aún más su economía.





El Plan de Diversificación Productiva busca una alternativa económica que complemente la actividad petrolera y que ya ha generado numerosos puestos de trabajo de mano de obra local.

La Granja Porcina Modelo es el pilar fundamental del programa, que se complementa con la planta de alimento balanceado y el frigorífico, desarrollados con fondos provenientes de la renegociación de los contratos petroleros, recursos puramente catrielenses.

Además, a través de la puesta en marcha del Punto Fijo de venta de productos Porcatriel, se brinda al vecino catrielense y a los comercios de la localidad un producto de alta calidad a muy buen precio.

El Plan Municipal de Diversificación Productiva Agrícola Ganadero es considerado modelo a nivel provincial y se proyecta replicarlo en otras zonas del territorio rionegrino, con el objetivo que la provincia sea la principal exportadora de productos cárnicos de la Patagonia.

La Fundación Polo tecnológico y Social Catriel cuenta con una granja porcina de 200 madres, planta de alimento balanceado y frigorífico propio.
La planta de alimento balaceado automatizada tiene una capacidad de 3.000 kilos / hora. Con la planta de alimento se abastece la demanda de la granja y la de los productores de cerdos de la zona. Cuenta con una capacidad de almacenamiento de materias primas de 250 toneladas.

“A nivel nacional se está trabajando con el objetivo que cada región del país tenga su identidad gastronómica propia, y así lograr una cocina con identidad propia y distintivamente argentina”

Diego Robba, director de Turismo municipal.

La granja de cerdos cuenta con alto estatus sanitario y de bioseguridad para la producción de cerdos para faena, como así también en la producción de genética. La granja está equipada con un sistema de ambiente controlado en las salas de maternidad como así también en las salas de recría.

La alimentación de los cerdos se realiza con un sistema automatizado y cada nave cuenta con los silos de almacenamiento de alimento correspondiente a cada categoría.

La producción alcanza los 46.000 kilos de carne por mes, que ingresan a las instalaciones de nuestro Frigorífico.

El cerdo es un animal omnívoro fácil de criar, fértil, de corto ciclo reproductivo. Requiere poco espacio y se adapta fácilmente a diferentes climas y ambientes. También posee una gran capacidad de transformación para producir carne de alta calidad nutritiva, con una buena conversión alimentaria.

La Granja Porcina modelo de Catriel.


Su ciclo productivo es corto, mostrando resultados en poco tiempo. En nuestra región la actividad es incipiente y hay un gran porcentaje de demanda no cubierta por la producción actual. Al ser la Patagonia zona libre de aftosa sin vacunación, contamos con una gran ventaja ante el resto del país. Que puede ser una herramienta de competencia para una futura expansión en mercados nacionales e internacionales.

Por estos motivos es una de las mayores apuestas dentro del plan agrícola-ganadero de la Fundación que busca diversificar la economía de la región, fuertemente atada a la actividad hidrocarburífera.

El proyecto de diversificación económica fue por décadas un anhelo frustrado de la sociedad catrielense que en sus dos períodos de mandato el ex intendente Carlos Johnston (ahora legislador provincial) y ahora la intendenta Viviana Germanier se pusieron al hombro lograron desarrollar, invirtiendo fondos obtenidos con la renegociación de contratos petroleros, a través de la Fundación Polo Tecnológico y Social Catriel que regula la actividad y la impulsa generando puestos de trabajo en el proceso y una fuente de ingresos constantes que se reinvertirán en obras y acciones de carácter social.

“La idea es fomentar la producción local, utilizando materias primas propias de cada región, en el caso de Catriel productos porcinos y apícolas (miel), dejando de lado las materias primas importadas y envasadas”.

Juan Solorza, chef

En otra línea de acción, en el mandato de Viviana Germanier se proyecta articular la diversificación productiva con otro eje de alternativa económica a poner en valor, como es el turismo gastronómico.

“A nivel nacional se está trabajando con el objetivo que cada región del país tenga su identidad gastronómica propia, y así lograr una cocina con identidad propia y distintivamente argentina”, expresó el director de Turismo municipal Diego Robba.

De la mano de destacados chefs catrielenses como Juan Solorza, quien a través de sus creaciones ha promocionado la Fundación Polo Tecnológico y Social Catriel, los productos Porcatriel y de la Asociación Apícola Puerta Norte, “con el compromiso de generar una cocina con identidad catrielense y, de esta manera, también promover el turismo gastronómico en nuestra localidad”.

Datos

46.000
kilos de carne porcina por mes es la producción que ingresa al frigorífico local.
3.000
kilos por hora es la capacidad que tiene la planta de alimento balanceado automatizada.

Asimismo, Juan ejerció como profesor del aula taller móvil de gastronomía, espacio que en su desarrollo, generó una gran respuesta en la comunidad, dictando el curso de “Cocina mercado con productos regionales”.

En tal sentido, Catriel “cuenta con las posibilidades concretas de generar una cocina con identidad propia sumándose al proyecto nacional”.

“La idea es fomentar la producción local, utilizando materias primas propias de cada región, en el caso de Catriel productos porcinos y apícolas (miel), dejando de lado las materias primas importadas y envasadas”.

Opinión: La gastronomía local está en franco desarrollo


Catriel es una ciudad cuya economía históricamente giró en torno de la actividad petrolera como principal motor. Hace algunos años la gastronomía y el comercio en general viene experimentando un claro desarrollo sustentado en la diversificación e impulso de productores, empresarios y emprendedores. Esto hace que hoy la actividad gastronómica haya cobrado mayor importancia en la generación de empleo. Sobre todo hoy a raíz de la pandemia en la que muchas familias tienen como único sustento la venta de alimentos.

La producción de carne porcina es un proyecto muy ambicioso para Catriel: traerá beneficios económicos y será protagonista con el tiempo de la gastronomía regional. Basado en su círculo de producción que va desde la genética a la producción propia del alimento pasando por la cría, faena y manufactura, otorgan al producto la impronta de su terruño bajo procesos estandarizados de seguridad alimentaria.

Ahora, la gastronomía local necesita acompañamiento municipal en la generación de proyectos e inclusión de gente idónea para crecer.

Autor: Juan Solorza, chef.


Comentarios


121° aniversario de Catriel: Diversificarse, el futuro lo exige ya