#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

500.000 retratos



ambiente

maxime popov (AFP)

MOSCÚ.- Unos 500.000 rusos desfilaron por las calles de Moscú mostrando retratos de sus padres o abuelos con Vladimir Putin a la cabeza, para homenajear a los soldados del Ejército Rojo victoriosos ante la Alemania nazi. “Es nuestro mayor festejo. Que los occidentales no hayan venido, es problema de ellos. Lo principal es que el pueblo lo recuerde y conmemore”, explica en medio de la multitud Evgueni Safronov, enarbolando un retrato de sus dos abuelos. “Intentan reescribir la historia de la Segunda Guerra Mundial, es algo insultante. Pero estamos aquí, unidos”, abundó Irina Karpova, mostrando una foto de su abuelo movilizado en 1943, a los 18 años de edad. El presidente ruso se ubicó al frente de esta inmensa columna que según la policía congregó a unas 500.000 personas, llevando un retrato de su padre y tocayo, Vladimir, herido durante la Segunda Guerra Mundial. Algunas horas antes de que se formase el cortejo, bautizado de manera muy oficialista “regimiento de los inmortales”, se desarrolló una parada militar de enorme amplitud en la Plaza Roja. “Pilotkas” –el célebre gorro soviético– cubriendo las cabezas, banderas rojas enarboladas, cintas naranja y negro prendidas sobre el pecho, algunos inclusive vistiendo uniformes de época, una muchedumbre en la que se mezclaban moscovitas, turistas y fuerzas del orden se reunió desde temprano inundando las calles céntricas. “¡No soy un patriota, pero estaba ‘shockeado’ por todos esos intentos de privarnos de nuestro papel histórico en la victoria, después de todo lo que nos costó!”, explicó Ilia Pavlovski, estudiante de Derecho. “Me marea sólo pensar toda la sangre que derramamos para colgar esta bandera en el Reichstag. ¡Gloria eterna para los defensores de la patria!”, lanzó Viacheslav Ostrovski, un cuarentón, ataviado con un uniforme completo de oficial de la época.


Comentarios


500.000 retratos