A 14 años del sueño bodeguero de Muñoz de Toro, nuevo remate en El Chañar

Salen a venta 110 objetos de la bodega Valle Perdido, que fue rematada en 2017 y fue recomprada por el Iadep. La mayoría de los artículos ofrecidos están vandalizados.

La imagen, de 2017, muestra el estado de abandono que tenían hace cuatro años los viñedos. Desde entonces no se hizo nada.

La imagen, de 2017, muestra el estado de abandono que tenían hace cuatro años los viñedos. Desde entonces no se hizo nada.

El 7 de diciembre de 2007 el exgobernador de Neuquén y promotor de los cuestionados créditos del Iadep, Jorge Sobisch, recorría el Lote 115 A de la calle 5 de San Patricio del Chañar, uno de los cuatro que forman la bodega Valle Perdido, junto al por entonces mediático matrimonio Fernando Muñoz de Toro y Virginia Alimonda, dueños de Muñoz y Toro Patagonia, para contemplar el lote de 40 mil botellas -de distintos varietales- que partirían al exclusivo mercado de Inglaterra. También pasearon por las obras de lo que sería el primer hotel 5 estrellas de la provincia con spa y vinoterapia.

Pasaron 14 años y la postal parece un mal sueño. Queda muy poco del aquel mega emprendimiento que supo pisar el reconocido enólogo italiano Alberto Antonini. El 17 próximo se realizará el último remate sobre los bienes que aún pueden dar cuenta de una parte de los compromisos no asumidos por el abogado porteño.

Será el tercer capítulo de un desguace que busca recuperar alguna parte de los millonarios créditos que el gobierno neuquino, a través del Iadep, otorgó y refinanció en forma exprés a un empresario que pareció poseer la formula del encantamiento sobre la administración de Sobisch.

En 2017 se puso en remate la bodega completa, pero ante la falta de ofertas serias el Iadep optó por la recompra. Luego, en 2018, salieron a la venta 281 muebles y objetos del lujoso hotel. También en 2017 salió a subasta otro emprendimiento del matrimonio porteño: la bodega Grittini, de lo que ahora solo queda el cascarón.

La semana que viene se subastarán 110 artículos, todos vinculados a los procesos de producción de vino. Sin embargo, según surge del edicto publicado en el Boletín Oficial de la Nación, la mayoría tienen faltantes. El paso del tiempo y el vandalismo -quirúrgico, porque faltan piezas que solo sirven en la industria- lo transformaron de oasis a páramo, aunque también siempre sobrevoló la idea de un vaciamiento por parte de los dueños.

El predio, de 79 hectáreas con una bodega de 3.120 m² y un hotel de 2.847 m², contó con tecnología de última generación, incluido un sistema de gravedad para la cosecha, y tenía como objetivo producir 2,3 millones de litros anuales.

Este medio siguió de cerca los procesos e investigó los otorgamientos y las refinanciaciones que, al parece ser, no fueron suficiente porque tres proyectos despertaron del sueño bodeguero desperados en la búsqueda de inversores. En el caso de Muñoz de Toro, el Iadep le otorgó créditos por casi 80 millones. Primero le dieron 64 millones.

El actual titular del Iadep, Claudio Garretón, indicó que las actuaciones contra Muñoz de Toro las lleva adelante la Fiscalía de Estado por ser la Provincia el principal acreedor y que con la futura subasta quedará saldada la recuperación buscada. Como desde el organismo buscan reactivar los proyectos con nuevos inversores, pretenden que el comprador del lote de bienes sea el nuevo impulsor del proyecto.

La titular del Juzgado Civil 1 de Neuquén, María Elena Reynals, tiene a su cargo la causa “Muñoz de Toro Patagonia S.A. s/ quiebra en concurso especial”. La base que impuso al remate es de $92,7 millones, más IVA y costos de traslado.


A la búsqueda de nuevos inversores


Claudio Garretón, actual titular del Instituto Autárquico De Desarrollo Productivo (Iadep), señaló que la actualización del crédito que no honró Muñoz de Toro sería de unos 140 millones de pesos. Tras el remate de la semana que viene no quedarán bienes, sobre los que tomó posesión el organismo para ejecutar, pero sí continuarán las acciones legales.

Para Garretón son más significativos los pasos a seguir. Dijo que buscan nuevos inversores para poner en funcionamiento, otra vez, los proyectos abandonados por el empresario. Se trata de las bodegas Valle Perdido y la exGrittini. La intención es que el comprador del lote a remate la semana próxima sea quien pueda retomar el proyecto. La justicia accedió a lanzar la subasta en bloque. Intentar mover el mobiliario hacia otro punto tendría un costo incluso superior a la propuesta en la tasación, por eso confían en que será un nuevo inicio para el sueño de Valle Perdido.

En números

$92,7
millones es la base para el remate que se impuso para el centenar de equipos y bienes que se podrán ver el 16.
$400
millones es la estimación de los créditos del Iadep, conocida en 2009, donde la mayoría todavía están en plazo de repago.

SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


A 14 años del sueño bodeguero de Muñoz de Toro, nuevo remate en El Chañar