A 43 años del golpe



Mar del Plata

A cuarenta y tres años del golpe cívico militar que tajeara para siempre en dos a la sociedad argentina, en medio de promesas de campaña nuevas,, demoradas e incumplidas que amenazan revelar más de lo conveniente para quien deberá mostrar por orden judicial eso que aún esconde, Argentina marcha.

Por quiénes y para qué, admite tantos desvaríos como opiniones serias; el dolor, el recuerdo y ese “Nunca más” que ya no suena infalible, se cruzan con conveniencias, pactos, odios y resentimientos y esa extraña sensación de volver a olfatear en el aire aquel permiso social de “dejar hacer”, ese que dió origen a que este feo aniversario colgara un crespón de luto en nuestra memoria. Todos son héroes, todos villanos, todos iguales ante la muerte y el homenaje de los suyos pero ninguno, sobreviviente o deudo, se ha arrepentido ni ha aceptado su porción de culpa, y los argentinos esos que “no se metieron” tampoco.

Algo me dicta que poco va a importar si se indulta a genocidas (algo que no avalo) o si se busca de qué acusar a los mal perdonados para equitativamente castigarlos; porque así como a toda nuestra gente, civil y militar, no les importó la verdadera historia hace cuarenta y tres años atrás, tampoco hoy les importa.

Esa “verdad completa” que algunos piden sea dicha, inexorablemente ha de ser vista como excusa que afiance el propio argumento y no como mediadora de algún perdón social, que nos permita seguir caminando a todos los argentinos hacia algún futuro.

Cuando toda la sociedad es culpable y se niega a reconocerlo, vale preguntarse quiénes marchan hoy y cuánta memoria real acudirá al ser pronunciado su nombre.

Karina Zerillo Cazzaro

DNI 21.653.863


Comentarios


A 43 años del golpe