A un mes del ataque continúa la sigilosa investigación

No hay información sobre avances concretos que permitan establecer el móvil y el o los autores del hecho.



#

La causa no tiene fiscal ni policías dedicados en exclusividad. (Foto: Archivo/Mauricio Martín)

Incendio en la justicia

En el marco de un trabajo silencioso y sin novedades en torno al o los presuntos autores continúa la investigación por el incendio intencional en el edificio sede del Superior Tribunal de Justicia.

Ayer se cumplió un mes y nada se ha informado sobre algún tipo de avance concreto en torno a los daños ocasionados por el fuego provocado y que hizo blanco en el juzgado penal a cargo del juez Carlos Mussi.

La fiscal Itziar Soly junto a un par de policías, ninguno asignado en exclusividad a la causa, continúa investigando con la esperanza de lograr resultados que con el transcurrir de los días parecen trasformarse en cenizas al igual que algunos expedientes.

De todas maneras se insiste en un abanico que redujo hipótesis en un hecho en el que, justamente, se quemaron todas las pruebas posibles que condujeran a alguna pista segura.

La intención está probada pero los motivos pueden ser múltiples, teniendo en cuenta la cantidad y variedad de causas que se tramitan en en este juzgado penal.

En lo edilicio el personal del área de arquitectura y mantenimiento del Poder Judicial también sigue trabajando en la reconstrucción de las instalaciones que resultaron afectadas por el fuego.

Una cortina de nylon grueso negro sigue cubriendo todo el frente del juzgado, donde el olor a humo sigue siendo persistente. Según se supo así permanecerá un par de meses más hasta que finalice la reconstrucción de las oficinas.

En tanto no se observan modificaciones en la seguridad del edificio, por lo menos, en el sector externo que sigue sin la colocación de cámaras u otros dispositivos que garanticen mayor protección.

En cambio, en el interior no sólo de esta estructura sino en otros organismos judiciales de la capital rionegrina se advierte una mayor presencia de efectivos policiales dispuesta luego del incendio intencional.

Pero hasta el momento no han sido colocados otros dispositivos para garantizar mayor seguridad como detectores de metales, por ejemplo.

DeViedma


Temas

Viedma

Comentarios


A un mes del ataque continúa la sigilosa investigación