Abel Calzetta vuelve a sus orígenes musicales... y a la región



Abel Calzetta nació en Lanús hace 47 años. Allí creció y se hizo músico. En en estudio de su barrio grabó sus primeras músicas. Años después se mudo más al sur, a San Martín de los Andes, donde pasó unas cuantas temporadas antes de irse a Madrid, donde actualmente vive.
El músico siempre está volviendo. Cada verano se da una vuelta por la región para tocar con sus viejos amigos Gustavo Giannini, el Negro Farías y Siro Balbarrey. Y este verano no es la excepción. Esta noche comienza una gira que lo llevará por Centenario, Neuquén, Roca, San Martín y Junín de los Andes (ver aparte).


Pero esta vez, el regreso hunde sus raíces en los orígenes mismos de Calzetta porque decidió grabar “Gorrión”, su más reciente single en La Viga, el estudio de su barrio de Lanús.
En un diálogo telefónico con Río Negro, el músico habló de la nueva canción, la gira que lo tendrá por estos lares, de su regreso al barrio y de cómo eso de grabarlo todo él.
“Me tiré a la pileta con algo que venía pensando desde hacía tiempo”, comienza diciendo Abel Calzetta. “Y era el hecho de tocar todos los instrumentos. Yo empecé como baterista y tenía muchas ganas de meterme en el estudio para grabar todos los instrumentos yo. A raíz de venir a Buenos Aires como cada año para esta época se me ocurrió hablar con la gente del estudio donde grabé mi primer disco, hace 20 años, en mi barrio de Lanús”.
El resultado fue “un flash”, reconoce el músico. “Hace 20 años que no grababa acá, a 15 cuadras de la casa de mis viejos, imaginate! Fue alucinante. Lo grabé en La Viga y lo terminé en Madrid, donde lo mastericé con Santi Quizpe”.


Acerca de la canción en cuestión, Calzetta revela que la música fue surgiendo de a poco y reconoce que está cada vez más minimalista. Las armé con acordes ‘básicos’ en relación a las canciones que uno escucha durante su vida, esos clásicos de clásicos”.
Sobre su condición de multiinstrumentista, cuenta que se compró un bajo y se puso a estudiar. “Todo esto me hizo clic y resolví que tenía que encararlo todo yo. Fue toda una experiencia. Imaginate que no me metía en un estudia a grabar la batería desde el 94”. Sin embargo, la mayor dificultad la encontró en las teclas y el Hammond. Fue lo único que grabó en su casa, con tiempo y “con paciencia” (risas).


Calzetta cuenta que, además de seguir con su música, está comenzado a recorrer el camino de productor y, desde hace un par de años, copone la música de un canal de tevé español.
A propósito de la edición del single+video “Gorrión”, Calzetta, que hace apenas un año nos decía que sacar un disco en estos tiempos era un gesto por demás romántico, sostiene que hacerlo hoy es directamente una locura. “Ya prácticamente no hay lugar para el formato físico. La gente ya no se da un tiempo para escuchar una obra completa”, se lamenta.
Pero, “por ahora sacamos singles, quizás más adelante me recontracope, junte ocho o nueve temas y saque un disco (risas)”.

Las fechas de la gira

Este viernes: Vieja Estación, de Centenario. Alas 22.
Sábado: a la medianoche, en Charlestón, Neuquén.
Domingo. A las 21:30, en Sepia la Chacra, de Roca.
Viernes 24. A las 22, en Hotel Chapelco Ski, de San Martín de los Andes.
Sábado 25: A las 22, en Sauco Resto, de Junín de los Andes.


Comentarios


Abel Calzetta vuelve a sus orígenes musicales... y a la región