Abogado versus jueza: más cruces en los Tribunales de Roca

Luego de una pericia clave, el Ministerio Público desestimó la investigación por supuesta esfafa, usurpación de títulos y coacción que se había presentado contra el abogado Nicolás Suárez Colman.

El profesional roquense había sido imputado en un legajo penal que se abrió luego de una presentación de la jueza civil Laura Fontana, quien pidió determinar si había presionado a un cliente, para que le abone los honorarios del “pacto de cuota litis”, que habían sido rechazados por ella.

La clave de la causa contra Suárez Colman fue ese acuerdo establecido con quien fue su cliente, Víctor Álvarez Canturias, quien puso en duda la autenticidad de las firmas estampadas en los documentos.

Suárez Colman fue el representante legal de Álvarez Canturias y de la familia de Stella Maris Vega, una joven que en julio del 2019 falleció en el hospital López Lima luego de ser sometida a una intervención por ligadura de trompas.

“La denuncia que armaron entre amigos del poder tenía por objeto desprestigiarme como denunciante. El ladrón cree que todos son de su condición"

Nicolás Suárez Colman, abogado

Ante las dudas planteadas por el hombre, la Justicia dispuso la realización de una pericia caligráfica, medida que se cumplió el 21 de diciembre del año pasado.

Y las conclusiones que elevó semanas atrás el perito Patricio Roldán fueron contundentes.

“No existe la posibilidad que en dichos documentos dubitados se hallan intercambiado las hojas y/o fojas”, afirmó el especialista.

Previamente, el dictamen detalla que “los documentos cuestionados no han revelado indicios o evidencia en cuanto alteraciones, adulteraciones, perforaciones, que indiquen irregularidades, como lavados químicos, borrados mecánicos”.

También destacó que “en los documentos dubitados no existen inconsistencias en cuanto impresiones de estampados de firmas” y que “no se observa ningún tipo de maniobra caligráfica, que indiquen alguna artimaña dolosa”.

Otro dato relevante es que tres días antes de la pericia, la parte querellante desistió del impulso de la acción penal contra el abogado.

Luego de recibir la notificación sobre la desestimación de la investigación dispuesta por la fiscal Julieta Villa, Suárez Colman amplió la denuncia que había presentado en el Consejo de la Magistratura contra la jueza Fontana.

“Fui víctima de una operación político judicial encabezada por la jueza Laura Fontana y sus amigos soristas. Entre ellos quien se encuentra procesada por mi denuncia de corrupción, Mariana Soler”, sostuvo el abogado en sus redes sociales.

Esa denuncia mencionada alude a la causa por los “aportes voluntarios” que hacían los integrantes del gabinete de Martín Soria, dinero que se entregaba en mano al exintendente, supuestamente para las actividades del proyecto político que encabezó hasta el 2019.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Abogado versus jueza: más cruces en los Tribunales de Roca