Reforma judicial y aborto legal, ejes del discurso de Fernández ante el Congreso

El discurso incluirá críticas al gobierno de Macri y un llamado a la “unidad nacional”. Se espera que anuncie el proyecto de aborto legal y la reforma judicial, además de lineamientos sobre la reestructuración de la deuda.



Hoy a las 11.30 en Diputados, Alberto Fernández encabezará su primera apertura de sesiones ordinarias del Congreso. Según hicieron saber voceros del gobierno y el propio presidente , la renegociación de la deuda, la reforma judicial y la legalización del aborto serían ejes principales del discurso que el presidente viene preparando hace más de diez días: un discurso que tendrá el espíritu “antitético” de mezclar un llamado al cierre de “la grieta” con críticas al pasado gobierno de Mauricio Macri.

Frente a las críticas de los últimos casi tres meses de gobierno en relación a las modificaciones en las jubilaciones y suba de impuestos, el mensaje presidencial volvería a señalar a los “sectores más vulnerables” como prioridad de gobierno, acompañado de un llamado a la “unidad nacional”. Se espera una movilización del PJ fuera del Congreso en apoyo al presidente.

En línea con su discurso de asunción, se espera que Fernández vuelva a “convocar a la unidad de toda la Argentina”, aunque sin obviar referencias a “la herencia recibida”. El mandatario defenderá el programa de negociación con el FMI y los bonistas privados, y celebrará los recientes resultados de esas conversaciones, fundamentalmente el reconocimiento del FMI de que la deuda es “insostenible”.

Fernández anticipó el viernes que anunciará el proyecto de reforma de la Justicia, que ya había sido eje central del discurso de asunción el 10 de diciembre. El gobierno no ha enviado proyecto y ha informado poco sobre los alcances de esa reforma que la oposición mira con desconfianza, como un nuevo avance del Ejecutivo sobre la independencia del Poder Judicial. La intención “oficial” del gobierno es descentralizar los juzgados federales de Comodoro Py, donde se concentran la gran mayoría de causas de corrupción contra los gobiernos; crear juzgados y desarrollar supuestos “mecanismos de transparencia” en la selección de jueces.

Luego de la polémica sesión del jueves pasado, se espera que Fernández también respalde el proyecto del gobierno para reformar el sistema especial de jubilaciones del Poder Judicial y el servicio exterior.

En los últimos 10 días, los voceros del Ejecutivo informaron que el presidente anunciaría este domingo una suba de retenciones para el campo. La noticia cayó muy mal en las entidades que nuclean a los productores agropecuarios, que reaccionaron con dureza y advirtieron la posibilidad de protestas. Tras una reunión de la Mesa de Enlace con el ministro de Agricultura, Luis Basterra, en el gobierno informaron que por ahora la suba quedaría en “stand by”. La idea original era incrementar en 3 puntos porcentuales las retenciones a la soja (hoy en 30%) y al maíz y el trigo (hoy en 12%). Tras la reunión, no se descartaba finalmente que el presidente Fernández se refiriera al tema ante el Congreso, mientras siguen las negociaciones con el campo.

Sí se prevé, en cambio, que Fernández anuncie el envío del proyecto sobre el aborto, tema que retomó a pocos días de haber asumido y le valió duras críticas del Episcopado y también una fuerte señal política desde el Vaticano, tras su encuentro con el Papa Francisco.

Aunque al principio en el gobierno hablaban de despenalización, el mandatario y el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, afirmaron que la intención del proyecto es que se “despenalice y legalice” la práctica. El mensaje del presidente incluiría un nuevo llamado a “no profundizar la grieta” en este debate, y el planteo de que se trata de un “tema de salud pública.

Desde el ministerio informaron que además de la legalización del aborto, se incluirían proyectos de asistencia y protección a las mujeres que quiera continuar su embarazo, y mayores márgenes para la objeción de conciencia.

.


Navarro: “La reforma judicial es un proyecto prioritario”


Fernando “Chino” Navarro, secretario de relaciones políticas y parlamentarias

P: ¿Qué temas serán prioritarios en ordinarias de este año?

R: Entre los proyectos prioritarios está pendiente la reforma judicial, y luego aparecerán más proyectos en el marco de la coyuntura posnegociación con los acreedores privados y el FMI.

P: ¿La deuda condiciona todos los demás temas?

R: Obviamente. Si había alguna duda del diagnóstico que habían hecho Alberto Fernández sobre la gravedad de la deuda, quedó despejada luego del comunicado del Fondo. Tenés una deuda impagable, y eso condiciona la vida cotidiana de los argentinos y del Estado. Se está trabajando, a la brevedad debería resolverse.

P: ¿Cómo se evita la lectura de que la reforma judicial es una nueva presión a la Justicia?

R: Esto no es en contra de la Justicia, es a favor. La Constitución establece parámetros básicos: debido proceso, legítima defensa, juez natural. La corrupción se resuelve con una Justicia eficaz, rápida y que actúe a derecho. Y las últimas denuncias echan dudas sobre ese sistema procesal. Si hay un procesado que simpatiza o formó parte de nuestro gobierno, que se lo juzgue, pero acorde a Derecho. No desatamos una campaña de perseguir a nadie, todo lo contrario: venimos a establecer una Argentina diferente donde la lógica amigo-enemigo termine.

P: ¿La relación con la oposición en el Congreso será como con el tema jubilaciones de privilegio?

R: No, tenemos que tratar que sea una relación responsable. No es sano no dar quórum en una situación de emergencia, es irresponsable, sobre todo para un partido que gobernó hace 70 días.

P: Fue una herramienta que usó el kirchnerismo durante el gobierno macrista.

R: Cuando el barco está en una tormenta y con riesgo de naufragar no se hacen malabares.

P:¿Al oficialismo no le faltó búsqueda de consenso?

R: Tenemos por vocación consensuar, lo dijo el presidente el 10 de diciembre y lo va a ratificar este domingo. Hay cosas a corregir, pero no se puede negar que este gobierno quiere dialogar.

P: En el diálogo con el Congreso: ¿es un problema para el Ejecutivo que los interlocutores, fuera de Massa, son Máximo y Cristina?

R: En absoluto, la vicepresidenta ha demostrado que en el Senado se ha manejado con absoluta sensatez y razonabilidad, y en Diputados los debates se dan no porque esté Máximo o quien sea, sino por un afán de la oposición de no querer aceptar su rol.

.


Brugo: “La despenalización del aborto sería insuficiente”


Nina Brugo, cofundadora de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal.

P: ¿Hubo diálogo con el gobierno por el proyecto que impulsarán?

R: No, con la Campaña no. Si alguna integrante fue consultada lo ignoro. La Campaña no tiene voceros, es un movimiento de mujeres horizontal, tiene articulantes, y ninguna fue consultada.

P:¿Por qué presentar un proyecto, si ya está el de la Campaña?

R: La Campaña tiene presentado desde el 28 de mayo del año pasado el proyecto que fue elaborado por una comisión redactora, con la experiencia de lo que había aprobado Diputados. Esta vez fue presentado con más de 103 firmas. Nosotros ratificamos ese y sólo ese. Si hay proyectos elaborados por legisladores o bien por el Poder Ejecutivo, en el momento de las comisiones, si hay parlamentarios que quieran discutir, conversaremos: pero nosotras no negociamos, consensuamos si es necesario. Nuestro proyecto tiene total estado parlamentario, no hace falta volver a presentarlo.

P:¿Es posible que se avance sólo en la despenalización y postergar la legalización?

R:No puede haber despenalización sin legalización. Porque las mujeres más necesitadas de que exista esta ley no tendrían los elementos para acceder a este derecho que garantizaría el hospital público, este derecho, parte de los derechos humanos, como son los derechos reproductivos. Eso sería insuficiente. Para nosotras está la cuestión de la salud pública, pero además está la cuestión de principios, los principios de los derechos de las mujeres. Ya la Conferencia Mundial de Derechos Humanos en 1993 consagró que son derechos humanos.

P: ¿Qué posibilidades ve de que el aborto legal sea ley este año?

R: Nosotras en las calles lo esperamos. Vamos a estar con los parlamentarios para que traten los diferentes proyectos que hay, y para que lleguen al recinto y salgan. Esperamos que salga, pero no pongo las manos en el fuego.

P: El gobierno habló de no hacer de este tema una nueva grieta. ¿Es posible escapar a una grieta aquí?

R: Las grietas se dan en todos los casos donde hay contraposiciones y diferencias de principios grandes. Acá existen fundamentalismos, que nosotras consideramos que debemos desconocer y seguir adelante. Por otra parte, dicen que va a existir una ley para protección e aquellas mujeres que tienen derecho si quieren continuar con su embarazo. Que haya leyes que amparen a mujeres que ejercen su derecho me parece muy bien. La legalización del aborto no obliga a nadie, y es un derecho.



Comentarios


Reforma judicial y aborto legal, ejes del discurso de Fernández ante el Congreso