Aceleran la ayuda humanitaria, mientras se agrava la crisis en Sudán



NAIROBI (AFP) - Los primeros lanzamientos aéreos de víveres en Darfur y la operación "humanitaria" del ejército francés en la frontera chado-sudanesa forman parte de la movilización internacional que se ha acelerado en los últimos días para ayudar a esta región del oeste de Sudán.

Esta movilización estival se produce cuando ha empezado la cuenta atrás para las autoridades de Jartum, después de que el Consejo de Seguridad de la ONU adoptara el viernes una resolución en la que les exige que pongan fin en 30 días a las atrocidades en Darfur so pena de sanciones.

Las organizaciones no gubernamentales no han dejado de criticar a la comunidad internacional por la lentitud de su reacción en Darfur, donde se está produciendo un verdadero "genocidio" según el Congreso de Estados Unidos, entre otros.

En Nairobi, el Programa Alimentario Mundial (PAM) anunció ayer que, por primera vez desde el inicio de la crisis, lanzó víveres desde aviones en Darfur, región que según la ONU afronta la peor crisis humanitaria del momento.

Estos lanzamientos aéreos de víveres están destinados a unos "70.000 campesinos y desplazados que se han visto privados de toda ayuda debido a la temporada de lluvias y la inseguridad", añade la ONU. Desde febrero de 2003, rebeldes locales se enfrentan en una sangrienta guerra civil a las milicias árabes progubernamentales en Darfur.

Alrededor de 1,2 millones de personas han sido expulsadas de sus hogares y 50.000 murieron.

En tanto, el Ejército sudanés calificó de "declaración de guerra" la resolución de la ONU acerca de la crisis en Darfur y aseguró que luchará contra las tropas extranjeras que sean enviadas a la zona, publica el periódico "Al Anbaa", oficialista. El general Mohammed Beshir Suleiman declaró que la resolución es "una declaración de guerra a Sudán".


Comentarios


Aceleran la ayuda humanitaria, mientras se agrava la crisis en Sudán