Acusan a policía por amenazar con el arma a su expareja

El hombre habría apuntado con su pistola reglamentaria mientras agredía a la mujer. El juez de garantías admitió los cargos por lesiones, amenazas y violencia de género, ordenó la prohibición de acercamiento y dio cuatro meses para investigar.



El juez de garantías Sergio Pichetto presidió la audiencia de formulación de cargos. La denunciante no asistió.

“¡Esto se va a terminar!”, le advirtió B.S. a su expareja, mientras le cubría el rostro con una almohada. El hombre portaba presuntamente su arma de fuego reglamentaria cuando lanzó las amenazas a la mujer tras arrojarla sobre la cama.

Así lo describió la fiscal adjunta Mariana Lascano cuando formuló cargos contra el sujeto, que es empleado policial y está a un paso del retiro. Desde el Poder Judicial informaron que la fiscal adjunta acusó al policía de haber sido el autor de una golpiza en perjuicio de su expareja, que también es empleada policial.

La agresión ocurrió presuntamente el 6 de junio pasado. En esa ocasión, según la fiscalía, el acusado derribó sobre la cama a la víctima y tapándola con una almohada, le propinó amenazas “exhibiendo su arma”. En esas circunstancias le dijo: “¡Esto se va a terminar!”.

El segundo hecho ocurrió en la misma vivienda, cuando el hombre lesionó a la mujer previo a escupirla. La fiscalía calificó los hechos como lesiones leves y amenazas en un contexto de violencia de género, explicaron ayer fuentes judiciales.


Los defensores habían pedido que la restricción de acercamiento sea para el imputado y la mujer, que viven en el mismo barrio de Bariloche.


Los defensores particulares Sebastián Cazaux y Marcos Miguel no se opusieron a la formulación de cargos en contra del acusado, pero anticiparon que tienen otra hipótesis sobre lo que sucedió. Esa teoría tratarán de demostrarla durante la investigación.

El imputado compareció a la audiencia el viernes en una de las salas del edificio de Tribunales de esta ciudad. La mujer, que es la denunciante que originó el inicio de la investigación preliminar, optó por no asistir.

Tras escuchar a Lascano y los defensores particulares, el juez de garantías Sergio Pichetto admitió los cargos formulados por la fiscalía en contra del imputado. El magistrado dispuso que la investigación se haga en 4 meses.

Pichetto ordenó una prohibición de acercamiento del acusado a la mujer. No podrá tampoco intimidarla ni molestarla por ningún medio tal como había solicitado la fiscalía.

Los defensores habían pedido que la restricción de acercamiento sea para el imputado y la mujer. Los defensores alegaron que la expareja es quien hostiga supuestamente al hombre porque finalizó la relación que mantuvieron durante varios meses. Señalaron que el hombre y la mujer viven en el mismo barrio. Pero Pichetto no admitió el planteo de la defensa.

Lascano enumeró en la audiencia las pruebas reunidas hasta el momento como la denuncia de la víctima y certificados médicos.


Comentarios


Acusan a policía por amenazar con el arma a su expareja