Acusaron de crueldad al hombre que arrastró a una perra sobre la Ruta 65, en Fernández Oro

Fue en mayo de este año. El acusado ató a “Estelita” y la arrastró sobre el asfalto de la Ruta 65, a la altura del derivador de ingreso a Fernández Oro. En la audiencia hubo tensión e insultos.



Formularon cargos contra el acusado de arrastrar a la perra "Estelita" sobre el asfalto de la Ruta 65. Foto: Gentileza APAFO

Formularon cargos contra el acusado de arrastrar a la perra "Estelita" sobre el asfalto de la Ruta 65. Foto: Gentileza APAFO

Este jueves formularon cargos contra un hombre que fue acusado de atar a una perra a su automóvil y arrastrarla por la Ruta "chica". Lo acusaron por violación a la Ley de Protección de Animal, ya que consideraron, cometió un "acto de crueldad" en contra del animal. En las afueras del Poder Judicial se generó tensión e insultos.

La fiscal Rocío Guiñazú, y la adjunta de fiscalía Yesica Montenegro, formularon cargos por crueldad animal.

Familiares del imputado insultaron a varios representantes de asociaciones proteccionistas, y se hubo situaciones de agresión física y verbal, con insultos y empujones.

Se trata de un hecho que ocurrió el 22 de mayo, casi sobre la medianoche del 23. El acusado ató con una cuerda a la perra llamada “Estelita”, y la arrastró sobre la cinta asfáltica de la Ruta 65, a la altura del derivador de ingreso a Fernández Oro, por calle Iguazú.

Cuando entró a Oro, un grupo de taxistas vio lo que estaba haciendo. El hombre se excusó, metió a la perra adentro de su auto, y se fue del lugar.

Al día siguiente la perra fue hallada, abandonada, y se dio aviso a miembros de la Asociación Protectora de Animales de Fernández Oro (Apafo). Desde esta organización la atendieron y le brindaron asistencia veterinaria.

Los veterinarios que asistieron a “Estelita” dejaron constancia de las heridas que tenía en distintas partes del cuerpo, e iniciaron el tratamiento para curarla. Por desgracia, pese a los esfuerzos de los veterinarios, no lograron que la perra se recupere y el pasado cuatro de agosto falleció, tras varias semanas de agonía.

La hipótesis fiscal sostiene que las lesiones fueron provocadas, de forma intencional, por el acusado, que habría provocado “torturas y sufrimientos innecesarios a su perra galga”. Encuadraron esta conducta en el delito de Crueldad animal, que se indica en el artículo 3, inciso 7º, de la Ley Nacional 14.346.

Las querellas fueron representadas por la Asociación de Funcionarios y Abogados en Defensa de los Animales (AFADA), a cargo de la abogada Julia Busqueta, y de Apafo, cuya abogada es Carola Correa. Estuvieron conformes con la acusación, apoyaron la evidencia de la fiscalía y adelantaron que pedirán la participación de un perito de parte.

La defensora oficial que representó al imputado fue Silvana Ayenao, quien no mostró objeciones al hecho imputado ni a la evidencia que expuso la fiscalía.

El Juez de Garantías, Marcelo Gomez, dio por formulados los cargos, y otorgó un plazo de cuatro meses para que se concrete la investigación penal preparatoria.

Proteccionistas buscan un fallo ejemplar

Marina Marini es parte de Apafo, y en diálogo con Río Negro contó que fue una audiencia con bastante convocatoria por parte nuestra, hubo algunos disturbios porque fue la familia con animos de agredir, y nos acusaron: ´¿Por qué tanto lío por una perra?´".

El acusado se negó a declarar, y la situación estuvo al borde de subir un escalón de violencia.

"El informe de los daños que sufrió Estelita es largo: daño en el costado izquierdo, tórax, en los miembros de ambos costados, perdió las falanges traseras en ambos miembros, perdió tejido de piel y músculo, tendones. El arrastre llegó hasta la tibia. El hígado fue uno de los órganos que se dañó y no lo soportó", enumeró.

"Fue terrible lo que vivió Estelita y lamentamos mucho que ya no esté con nosotros",

Marina Marini de Apafo

La joven explicó que pretenden la pena máxima, que es de un año de prisión en suspenso. "Queremos sentar un precedente, y que el Congreso modifique las leyes y vamos a ir a pelear por eso, es un acto de crueldad que no tiene justificación", consideró.

"¿Quién puede decir que vale mas la vida de una persona que un animal? Nosotras creemos que valen lo mismo, nadie es quien para maltratar a otro ser vivo, y Estelita era un ser vivo maravilloso que no le hizo mal a nadie",

argumentó Marina Marini, de Apafo

"Estamos muy tranquilas porque todo lo que hay son pruebas, con mucha información, que demuestran que él maltrató sin causa justificable", relató y agregó que inclusive, "hay un video en el que se ve como pasa con la perra atada, arrastrándola", reveló sobre el material que es parte de la investigación.


Comentarios


Acusaron de crueldad al hombre que arrastró a una perra sobre la Ruta 65, en Fernández Oro