Adolescentes inventaron el semáforo para emergencias



Tres adolescentes de 16 años tienen un proyecto que de continuar desarrollándose e implementarse podría colaborar ampliamente en el difícil transitar de las ambulancias en emergencias por la ciudad de Neuquén.

Se trata de TSA (Transito Seguro de Ambulancias), una iniciativa que surgió para cumplir con los requisitos de un concurso de investigación tecnológica pero que terminó trascendiéndolo y transformándose en la investigación y trabajo central de tres adolescentes que cursan el cuarto año en el Instituto Tecnológico del Comahue (ITC).

El dato

7
minutos tarda una ambulancia desde el aeropuerto hasta el hospital Castro Rendón transitando a 60km/h.

“Pensamos un sistema con dos ejes que se enfocan en mejorar el tránsito de las ambulancias por la ciudad. El primer eje es la incorporación d e una cuarta luz a los semáforos con una forma de cruz entonces cuando la ambulancia transita esa calle se va iluminando esa luz y daría mucho más tiempo de reacción para que pase la ambulancia”, comenzó contando Lenin Lorca Olivares, el único varón del grupo.

Y siguió: “El otro eje son una luces inteligentes que van en los postes de luz y que marcan el camino que va a hacer la ambulancia. Es como cuando el GPS te marca por donde ir, son indicadores verdes que te marcan que por ahí va a pasar una ambulancia y a medida que la ambulancia pasa esas luces se van apagando”.

A su vez María Hahn y Joaquina Valbuena explicaron que los semáforos exclusivos los piensan para las vías principales de circulación de ambulancias, como la ruta 22 y la avenida, y que la iluminación inteligente se aplicaría en el resto de las vías internas de la ciudad por donde transitan los vehículos de emergencia sanitaria.

Actualmente los adolescentes se encuentran trabajando multidisciplinariamente en el armado de prototipos para poder difundir su proyecto y así en un futuro cercano poder avanzar en el desarrollo informático.

“Todavía no tenemos muy definido como funcionaría la parte electrónica porque lo primero a lo que apuntamos es a que de alguna forma se pueda ver lo que estamos pensando”, aseguró Joaquina.

Sin embargo, tal como destacó el docente Juan Manuel Camarasa, encargado de guiar a los tres adolescentes es un proyecto “muy viable”.

“Desde la parte de desarrollo es un proyecto muy viable porque ya se cuenta con toda la estructura sería solamente agregar algo a lo que ya existe. Es muy alcanzable porque lo más complicado es la instalación y una fuente de alimentación y como ya están los semáforos instalados sería sólo anexar el sistema para brindar más seguridad”, señaló el profesor de electrónica.

En este sentido, el proyecto de los estudiantes del ITC llegó a los oídos de un grupo de concejales que en la próxima sesión lo llevarán al recinto para declararlo como “proyecto de interés” y así apoyarlo y difundirlo.


Comentarios


Adolescentes inventaron el semáforo para emergencias