Aflojó en el momento menos esperado

<b>Luego de la caída en la Visera ante Rivadavia, ahora las chances de clasificar son menores para el Albinegro.</b>





Cuando tenía todo para terminar de afirmarse como serio candidato a la clasificación, Cipolletti (9) aflojó y ahora se complicó.

El sábado por la noche los de Lorenzo Frutos jugaron un partido bastante pobre, perdieron 1-0 con Rivadavia de Lincoln (6) y a pesar de que todavía conservan el primer lugar, el panorama para el futuro cercano se oscureció.

Es que al Pentagonal le quedan tres fechas. En la próxima el albinegro tiene que visitar a Douglas Haig (9) el otro líder que viene de descansar, en la siguiente tendrá fecha libre y cerrará como local ante Villa Mitre (7).

El tempranero gol de José Alfonso apenas iniciado el partido y aprovechando que Cipolletti entró dormido, modificó los planes del local y cambió rápidamente el desarrollo del partido.

Es que el visitante se abroqueló bien atrás ensució el juego cada vez que pudo y Cipolletti fue presa de su propia impericia para explotar sus virtudes.

Por momentos hubo intentos de hacer circular la pelota, pero los avances terminaban como en un embudo, lo que facilitó el trabajo para la defensa visitante.

Sin ideas, a Cipo se le hizo muy difícil llegar al arco contrario e incluso sufrió en el propio.

La única aproximación en el primer tiempo fue un cabezazo de Bruno Weisser.

La imagen del desconcierto se materializó cerca del final del PT cuando el árbitro le cobró retención de seis segundos al arquero de Rivadavia, el albinegro tuvo un tiro libre dentro del área, pero entre Gutiérrez y Muñoz se enredaron con la pelota y desperdiciaron una gran chance.

En el complemento, el aburrimiento se potenció porque Cipolletti nunca se dio cuenta de cuál era el camino, y Rivadavia tenía bien claro que lo suyo era defenderse.

Así se fue yendo el partido con rebotes y cabezazos aislados como argumentos de un Albinegro que dejó pasar otra oportunidad.

patfotopress


Comentarios


Seguí Leyendo

Aflojó en el momento menos esperado