Aguada de Guerra vivió un día histórico y feliz

En el paraje de la Línea Sur se entregaron ayer, después de 30 años, seis casas a sus beneficiarios. Gran parte de la población asistió al acto, presidido por el gobernador Weretilneck.



1
#

2
#

José Mellado

AGUADA DE GUERRA (José Mellado, enviado especial).- “Son las casas de la democracia. Es la primera vez en 30 años que el Estado construye e inaugura viviendas en este paraje”, señalaron vecinos de Aguada de Guerra luego de que el gobernador Alberto Weretilneck inaugurara seis viviendas construidas por el IPPV en este paraje de la Línea Sur.

El acto se realizó ayer a las 9 en una de las casas ubicadas a la vera de la nueva traza de asfalto de la Ruta 23. El intenso frío, con temperaturas que superaron los dos dígitos bajo cero, no fue impedimento para que gran parte de la población se acercara a compartir este emotivo e histórico para este pequeño poblado.

Desde muy temprano, junto a vecinos el comisionado de fomento, Daniel Catalán, armó el escenario donde se realizó la ceremonia. Visiblemente emocionado y algo nervioso resaltó la importancia de las casas para un lugar donde la gente tiene muchas necesidades y recién ahora la presencia del Estado comienza a sentirse. “Si bien son seis unidades, para nosotros son muy importantes. Nos permitieron generar mano de obra y algunos pesitos quedaron en el pueblo. Para los 200 pobladores que vivimos en este lugar, hoy es un día de fiesta”, afirmó a este medio.

Cuatro de las viviendas entregadas tendrán un recupero para el IPPV, las restantes, denominadas “sociales” fueron para familias de escasos recursos. Ernestina Robles fue una de las beneficiadas. La mujer de 58 años, quien tiene a su cuidado a su mamá, compartirá la vivienda con un hijo y un hermano. “Estoy muy contenta. Yo no tenía casa y vivía una casilla del ferrocarril. Esto me cambia la vida”, admitió con lágrimas en los ojos.

Las casas comenzaron a construirse el año pasado y tienen una superficie de 41 m² cubiertos, en los que se distribuyen cocina comedor, dormitorio, baño y lavadero. Forman parte de un lote de 14 viviendas que se construyeron a través del programa Casa Propia con un presupuesto superior a $ 1.300.000 y que se inauguraron ayer en este paraje, en Prahuaniyeu y Comicó. Del acto de entrega participaron el interventor del IPPV, Luis Bardeggia, la legisladora Sandra Recalt, el subsecretario de Desarrollo Urbano, Tomás De Leonardis, la titular del Ente de Desarrollo de la Región Sur, Liliana Merelles, entre otros funcionarios.

El gobernador, Alberto Weretilneck renovó su compromiso con los pobladores de los parajes al señalar que “al igual que lo estamos haciendo en Aguada de Guerra, nuestro compromiso es poder estar en cada rincón de nuestra provincia tratando de llevarles soluciones a la gente. Para este gobierno todas las personas son iguales, vivan donde vivan”.

Pese al intenso frío, gran parte de los pobladores participó de la entrega de casas.


Comentarios


Aguada de Guerra vivió un día histórico y feliz