Al Qaeda amenaza a las aerolíneas occidentales



EL CAIRO (AP).- Un presunto mensaje de al-Qaeda en la internet amenazó ayer con atacar pronto a las aerolíneas de países occidentales. El comunicado apareció en un sitio de internet islámico que divulga declaraciones de extremistas y que fue el que transmitió el video de un norteamericano secuestrado siendo decapitado en Irak.

No se pudo confirmar de inmediato la autenticidad del mensaje, que iba firmado "Al-Qaeda en la Península Arábiga''. La declaración se refirió en varias oportunidades a "los cruzados'', término utilizado para hablar de los occidentales.

Advirtió que "todo lo que esté relacionado con estos cruzados _ como complejos, bases y medios de transporte, especialmente aerolíneas de Estados Unidos y otros países occidentales, serán objetivos de nuestras próximas operaciones de una guerra santa de la que, Dios mediante, no nos apartaremos, especialmente en el corto plazo''.

El comunicado comienza advirtiendo a todos los musulmanes que eviten estar en "contacto con los cruzados de Estados Unidos y otros países occidentales y con todos los no creyentes de la península arábiga''. Insta a los musulmanes a ignorar a los estadounidenses y occidentales "en sus casas, complejos, desplazamientos y medios de transporte, de todas las formas''.

La declaración dijo que el propósito de la advertencia era evitar un derramamiento de "sangre de nuestros hermanos musulmanes''. "Actuamos sólo para protegerlos a ellos (los musulmanes), a la religión, al honor y la vida'', indicó el mensaje. Reiteró el aviso para aquellos que trabajan cerca de occidentales:

La declaración apareció en un sitio de la internet que ha publicado varios comunicados en los que grupos islámicos se declararon responsables de ataques, entre ellos del atentado terrorista del mes pasado en Jobar, Arabia Saudí.

 

Balean a periodista

Frank Gardner, el corresponsal de la BBC herido ayer en un ataque en Riad está en coma y en estado crítico, aunque mejoró en las últimas horas, informó un médico del hospital Rey Faysal. "Está en coma y su estado es muy crítico", dijo un médico y agregó que la hemorragia fue detenida y el cuadro "mejoró en las últimas seis horas". Gardner, un británico de 42 años de edad, fue alcanzado por varios disparos en el estómago y en las piernas ayer, durante un ataque en el que murió un camarógrafo irlandés que trabajaba para la BBC.


Comentarios


Al Qaeda amenaza a las aerolíneas occidentales