Al subdirector del FBI le preocupa la Triple Frontera

Ayer se reunió con representantes de la comunidad judía local



BUENOS AIRES (ABA) . – Una tarima en el parque abierto de la sede de la AMIA y una cinta de seguridad a veinte metros para separarlo de los periodistas fue el escenario en el que apareció ayer por la mañana el subdirector nacional de FBI, John Pistole.

Allí hubo lugar sólo para tres preguntas, entre ellas una de “Río Negro” sobre cual fue, y es, el rol de la Oficina Federal de Investigaciones en el caso del atentado a la AMIA que en 1994 provocó 85 víctimas mortales.

“El papel más directo fue inmediatamente después del atentado, ahora estamos dando apoyo a Interpol -para que los sospechosos vengan a declarar a la justicia argentina- y aportamos inteligencia desde el exterior (junto a organismos homólogos) para identificar a quienes aún no han sido acusados por el episodio”, respondió el experto en seguridad norteamericano.

El mismo agregó que el día anterior (por anteayer) mantuvo un encuentro con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el cual se conversó sobre la legislación vigente en cuestiones de terrorismo, así como de la posible actividad en la triple frontera donde se estaría dando apoyo en concepto de recaudación de fondos, sea a Hizbollah o a otros grupos terroristas.

Pistole se solidarizó con los familiares de las víctimas de la masacre y expresó que “los que perpetraron esos actos horripilantes deben saber que no quedarán desapercibidos”.

En tal sentido enfatizó como una victoria las cédulas rojas libradas por Interpol contra los (cinco) sospechados iraníes, aunque -agregó- la misma quedará patente “cuando los acusados sean arrestados -para lo que tienen que salir al exterior- y extraditados a la Argentina”.

El funcionario estadounidense subrayó la necesidad de “mantenernos con empeño de continuar la lucha internacional contra los terroristas”.

Pistole dijo también que “el FBI comparte vínculos comunes con el pueblo de Argentina por la pérdida de vidas inocentes y por la lucha común en pro de la justicia, y porque sean detenidos los terroristas y los responsables que patrocinan esos actos”.  Asistieron a la conferencia de prensa, entre otros, el presidente de la DAIA, Aldo Donzis y su par de la AMIA, Luis Grynwald.

Este último destacó la importancia de la voluntad de Interpol que cuenta con el respaldo de 31.000 personas para conseguir la extradición de los responsables de la barbarie en la AMIA y la gente pueda saber lo que ocurrió.

Sin que pareciera casualidad, aseguró que en los próximos días “hay fundadas expectativas para que existan novedades en la causa”. Fue minutos antes que la justicia pidiera la detención y el desafuero de Carlos Menem.


Comentarios


Al subdirector del FBI le preocupa la Triple Frontera