Alarma en Allen ante el primer caso sospechoso por coronavirus

Se trata de un hombre de 63 años. Está internado en el hospital local. La intendenta de la localidad, Liliana Martín, le pidió a la población que "confíe" en el sistema de salud.



Los resultados llegarán  en los próximos días.

Los resultados llegarán en los próximos días.

Los vecinos de Allen están muy preocupados ante el primer caso sospechoso de conoravirus y desde el Municipio señalaron que comenzó una especie de “caza de brujas” para saber quién el paciente y su grupo familiar.


El hombre de 63 años llegó de Chile y presentó síntomas compatibles con la enfermedad. Desde el Ejecutivo informaron que se encuentra en total aislamiento y se le realizó el hisopado, en estos días estarían llegando los resultados.


Hoy, el hombre intentó irse del centro médico por sus propios medios sin recibir la autorización profesional. El personal de salud le explicó que debe permanecer cumpliendo con el aislamiento hasta recibir los exámenes.


“Se dispuso seguridad en la puerta de la habitación para asegurarnos que las medidas se cumplan como dispone el protocolo”, remarcaron desde salud pública . “Seremos completamente rigurosos y estrictos en estas situaciones, no permitiremos que las reglas se incumplan”, señaló la intendenta Liliana Martín.


El martes luego de que se informó el primer caso sospechoso en la ciudad, comenzaron a circular en las redes sociales datos del hombre internado.
“Hemos recibido muchos mensajes, información falsa, y hasta fotos del supuesto paciente”, señalaron desde el Municipio. “Comenzar “una caza de brujas” y violentarnos con nuestros vecinos es contraproducente”, expresaron.


Martín le pidió a la comunidad que confíe en el sistema de salud y seguridad que ya está tratando al paciente y a su familia.
“En cuanto los médicos tengan los resultados del hisopado serán comunicados, pero por favor no llevemos a cabo acciones de las que nos podamos arrepentir”, pidió.


Comentarios


Alarma en Allen ante el primer caso sospechoso por coronavirus