“Alita de mosca”, la nueva moda



“La entrada del consumo es el alcohol y siempre fue así”, dice Ramírez. Es la principal sustancia de la que se abusa y que provoca problemas frecuentes si no se controla. El repertorio de sustancias detectadas se completa con las drogas permitidas –como el caso de los ansiolíticos– y las prohibidas, entre las que tienen un consumo más extendido la cocaína y la marihuana. “Principalmente son marihuana y la cocaína, pero no hace mucho ha aparecido lo que llaman ‘alita de mosca’. Es un derivado muy adictivo de la cocaína que causa efectos tremendos en quienes la consumen”, explica Ramírez. Esta sustancia, de alta pureza, incorpora Fenacetina –un analgésico prohibido– y su aspecto no es en polvo sino que se parece a las escamas, lo que da origen a su nombre. Ramírez explica que las adicciones atraviesan todo el tejido social e insiste en remarcar que no es exclusividad del trabajo o, en este caso particular, de los trabajadores petroleros. Sin embargo reconoce que los jóvenes son los que más se vinculan con el consumo de estupefacientes. “La edad de iniciación –en el abuso de drogas– ha bajado en los últimos años. Por ejemplo, las charlas escolares sobre prevención nosotros antes las orientábamos para estudiantes del secundario y ahora las proyectamos para la primaria”, contó el referente de Adicciones de la UNC. Otro punto, uno de los más extendidos, es el juego. “Vemos con preocupación que en la región, donde hay industrias de alto poder adquisitivo, haya un corredor de casinos que, por ejemplo, desde Choele Choel hasta Zapala permite a cualquiera que va por la Ruta 22 se baje a apostar cuando lo desee. Esto sin contar localidades como Añelo, donde está Vaca Muerta, que concentra carencias en muchos servicios, pero cuenta con un casino”.


Comentarios


“Alita de mosca”, la nueva moda