Allen registró un superávit de $35,4 millones en el primer semestre

Los datos oficiales reflejan que el 30 de junio ingresaron a las arcas de la comuna $ 268,5 millones y los gastos fueron por $ 233,1 millones. En principio, todo indica que la intendenta electa Liliana Martín, cuando asuma el 10 de diciembre, no tendría problemas con las cuentas públicas que recibirá



Martín podrá disponer de un importante superávit para ejecutar obras en los barrios, como prometió en su campaña.

Contrariamente a lo que ocurre con la provincia de Río Negro, que se endeuda para pagar salarios, el municipio de Allen registró en el primer semestre un superávit de $35,4 millones, según detalla en su presupuesto.

Los datos oficiales reflejan que el 30 de junio ingresaron a las arcas de la comuna $ 268,5 millones y los gastos fueron por $ 233,1 millones.
El presupuesto del municipio para este año prevé un gasto total de $ 505,1 millones por lo que todavía le queda por ejecutar $ 271,9 millones.

En cuanto a los gastos de personal como el sueldo de los funcionarios, dietas, obra social, refrigerios y otros ítems, la suma llega a los $ 100,1 millones lo que demuestra un aumento del 48% interanual (nivel similar a la de la inflación). Le queda disponible para esta partida otros $ 116,6 millones.

Para la planta permanente están destinados para todo el año $ 84,7 millones de los cuales se ejecutaron $ 38,6 millones. El sueldo de los funcionarios está presupuestado para este año en $ 9,3 millones de los cuales se gastaron en esta primera parte cerca de $ 4,7 millones. En gastos de dietas hay presupuestados $ 5,5 millones para todo 2019 y ya se ejecutaron $ 2,4 millones. En el aporte patronal al Ipross se transfirieron $ 5,3 millones.

Lo que llama la atención es la partida de financiamiento. La comuna tiene presupuestado para este año ingresos por esta vía en torno a los $ 124,4 millones. En esta primera parte del año sólo ingresaron cerca de $ 70,1 millones.
No se especifica en el presupuesto si el financiamiento llega a través del sistema financiero o son los millones que recibió y va a recibir el municipio por las obras del Plan Castello.

Cabe recordar que en setiembre de 2018 se realizó la apertura de sobres de licitación por los fondos del Plan Castello para Allen. Se presupuestaron unos 12 millones de pesos, que fueron destinados a maquinarias para realizar el mantenimiento de las calles de la ciudad. De ese dinero, $ 6,6 millones fueron para un camión compactador, 50 contenedores de residuos, un camión camilla y 20 contenedores volquete. También se compró una barredora con $ 3,8 millones y se destinaron $ 1,5 millones para la adquisición de una mini cargadora junto a $ 1,3 millones para una chipeadora de ramas y árboles.

Otro punto interesante es el dinero destinado para la Junta Electoral Municipal de la ciudad, que fue noticia tras varias denuncias por supuestas irregularidades en los comicios que ganó la candidata de Juntos Somos Río Negro, Liliana Martín. El presupuesto para la Junta es de $ 500.000 y se ejecutaron $327.494 por este concepto.

En principio, todo indica que Martín, cuando asuma el 10 de diciembre, no tendría problemas con las cuentas públicas que recibirá y podrá disponer de un importante superávit para ejecutar obras en los barrios, como prometió en su campaña.


Comentarios


Allen registró un superávit de $35,4 millones en el primer semestre