Amel, la banda de los Spinetta, está de gira por la región



"Para mi es la banda ideal”, dice Gustavo Spinetta, a sus 65 años. Hermano de Luis Alberto y tío de Dante; baterista en “Artaud”, acaso el mejor disco del rock argentino; y baterista y percusionista de los tres primeros discos de Illya Kuryaki and the Valderramas (IKV) siente , y está convencido, que Amel, la banda que formó junto a su sobrino Gonzalo Pallas Spinetta, hijo de Ana -sí, aquella Ana que no dormía-; es la banda que siempre quiso tener. Hoy la tiene y, a sus 65 años, disfruta de eso como si todo lo anterior no le hubiera pasado. En verdad, Gustavo siempre disfrutó de todo lo que le pasó. Pero especialmente disfruta de Amel.


El miércoles por la tarde, recién llegados a Santa Ros, La Pampa, donde, por la noche, dieron el primero de los shows de la Gira Sur que lo traerá este fin de semana a Roca, Neuquén y Cipolletti, tío y sobrino atendieron el llamado de Río Negro y hablaron de la banda, de la genética Spinetta de su música y de lo que genera el apellido en la vida de Amel.
Conformada por los ya mencionados Gonzalo, en guitarra y voz; y Gustavo, en batería; Francisco Zunana, en guitarra; Lautaro Balestra Martinez , teclados; y Pablo Castagneris, en bajo y coros; Amel se forma en el seno de ese templo sagrado que es la casa de los Spinetta de la calle Arribeños, en el barrio de Belgrano. Allí, donde Luis Alberto y sus amigos dieron forma a Almendra, Gonzalo, que vivía a pocos metros, se reunía con sus compañeros de colegio para tocar alrededor de la batería del tío Gustavo.
La cosa fluyó tan naturalmente que, cuando levantaron la cabeza, vieron y sintieron que allí había una banda de rock. “Sin darnos cuenta estábamos haciéndolo”, dirá el sobrino de Gustavo y Luis Alberto.


La banda fue creciendo con los años y con los discos. Con tres placas editadas, “Amel” (2012), “2853” (2015) y “Las cosas pasan” (2019), el grupo despliega un universo de evidente escencia spinetteana, pero con una búsqueda sonora que les pertenece y un estilo que ya le es propio. Su música juega con los sonidos clásicos del rock argentino, el jazz y la escena alternativa, despreocupada de los géneros y los encasillamientos. “Hay una raíz, una búsqueda, pero somos cosas diferentes… 2020, no? Hay una originalidad en la música de Amel”, sostiene Gonzalo sobre el legado Spinetta. “Tenemos una influencia y ha sido una escuela para mi, pero todo lo que hacemos es natural”, dice de la música de Amel
“Mi tío, además de ser una influencia obvia, al comienzo de mi camino en la música me impulsó a hacerlo, me ayudó y me dio manija para tocar. Me enseñó los primeros acordes, me ofreció mis primeras guitarras. Para mi es eso, familia”, sostiene sobre Luis Alberto.


La charla sigue con Gustavo. Baterista de su hermnao en “Artaud”, nunca dejó de tocar ni de tener bandas, sólo que, como dirá en esta entrevista, “nunca trascendieron”. Así, hasta que llegó Amel. ¿Por qué volvió a ser parte de una banda? Por la pasión que despertó en él formar parte de algo como Amel. “Es la banda que siempre quise tener. Para mi es como la banda ideal por muchas cuestiones, éticas y estéticas”. Y como había dicho Gonzalo, comenzó sin quererlo. “Siempre tuve mi batería armada en casa para practicar, sacarme el gusto. Alrededor de eso, surgió Amel”.
“Se armó un núcleo muy lindo donde comenzaron a surgir temas y uno se siente contenido porque hay una buena historia. La música tiene una magia especial y encontrar a esta gente que toca tan bien, que crece y que cada vez suena más lindo”, se entusiasma Gustavo.

"Lo que sale es lo que podemos dar. Para mi lo natural es lo que nos sale y lo que nos gusta. De alguna manera el parentesco y esas cuestiones generan mucha expectativa. Pero a esta banda hay escucharla y sentirla sin prejuicios porque se lo merece. Es el fruto de nuestra búsqueda, nuestro camino. Es es eso y no otra cosa. Es pura sinceridad. Muchos ven a Amel como si fuera un disco de Luis Alberto Spinetta, pero no, no lo es. Es un disco de los Spinetta (risas)"
Acerca de su participación en “Artaud”, disco en el que tocó la batería de “Bajan” y “Cementerio Club”, Gustavo recuerda:“Aquel fue un lugar que me dio Luis mágicamente como siempre lo hizo, el de encontrar un lugar donde hacer algo juntos, no sólo tocando sino también en las tapas de los discos, las colaboraciones o en la producción de sus videos. No teníamos proyectos en común con mi hermano, sino momentos mágicos en los que coincidíamos y era maravilloso, como el momento en que creó ese disco hermoso que es Artaud”.

Más de tres décadas después de aquella colaboración, Gustavo y Luis Alberto volvieron a tocar nada menos que en el marco de Las Bandas Eternas. Aquella noche de diciembre de 2009, en Vélez, Gustavo tocó la batería en "Bajan" y "Cementerio Club" y lo recuerda como otra de esas cosas maravillosas que tuvo su vida. "Una vez, un astrólogo amigo me hizo una carta natal y una de las cosas que me dijo fue que era un tipo de suerte, un lucky man, porque las cartas estaban en inglés (risas). Bueno, tuve la suerte de esos momentos, momentos mágicos como los de Vélez. Fue muy revelador ese momento del show porque los temas de 'Artaud' no los había tocado mucho Luis, apenas unos acústicos cuando salieron pero nada más. Luis no los tocó nunca más. Por eso fue una cosa muy fuerte para mi y supongo que para él también, el tocar esos temas".

¿Cómo lo vivió? "Yo estaba en la gloria, con la participación de Gustavo Cerati en 'Bajan', miraba para un lado y lo tenía a Luis y miraba para el otro y lo tenía a él. La emoción para mi fue tremenda desde los ensayos que tuvimos donde volví a tocar con mi hermano".

"Siempre fui muy admirador de todo lo que hizo. Luis era una persona muy especial y muy atractiva, encantadora ", asume Gustavo. Y deja para el final una definición muy spinetteana de su hermano: "Para mi, él fue un corazón inteligente"

La gira de Amel

Este viernes: Hay Producto (La Pampa 1575, de Roca), a las 22.
El sábado: Morrigan (Elordi 39, de Neuquén), a las 23:30.
Domingo: La Casa de la Bodega (Tres Arroyos 375, de Cipolletti), a las 22.

Entrada libre y gratuita para los tres shows.


Comentarios


Amel, la banda de los Spinetta, está de gira por la región