Sofía y Rocía: el arte del metal

Compañeras desde el colegio, se formaron en diseño y arquitectura y crearon MOLA, un emprendimiento metalúrgico que fabrica muebles con un particular sentido estético.

#

P- En diez palabras (más o menos), ¿qué es MOLA?

R- Rocío y Sofía somos MOLA en toda su dimensión. Una forma de vida que no es más que la continuidad de lo que ellas son. Dos personas conectadas en todo su ser, dejando su pasión en cada acción que realizan.

P- Se conocen desde el colegio, pero, ¿cuándo vieron que podían generar un proyecto como este?

R- Siempre nos unió la misma forma en la que nos tomamos la vida. Somos autodidactas por naturaleza, entonces la probabilidad de formar algo juntas estuvo desde el principio. Aprender a soldar fue el punta pie que nos impulso a crear MOLA, un emprendimiento que por el momento se dedica a el diseño y fabricación de muebles a medida en hierro y madera, pero que tiene las puertas abiertas para mutar a otras actividades, la esencia será la misma.

P- ¿Cómo surge el proyecto?

R- Los inicios de MOLA tuvieron lugar a principios del 2015. Nos formamos como arquitecta y diseñadora gráfica, pero teníamos la necesidad de seguir incursionando en todo lo que esté ligado a la creatividad. Una amiga fue la que nos impulso a aprender a soldar, y así fue como nos fuimos encantando con el oficio y empezaron a llegar los pedidos de amigos y familiares.

P- ¿Cómo llegaron a los hierros?

R- El hierro fue el puntapié y nos enamoramos de este material, que hoy es el eje de todo lo que hacemos.

P- ¿Cuánto de arte hay en sus trabajos?

R- Si entendemos el arte como una forma de plasmar sentimientos, entonces ponemos arte en cada acción que realizamos. Desde comprar el hierro hasta embalar el mueble y entregarlo. Hay trabajos donde el cliente ya trae su idea concreta y el arte esta puesto en cada acción. Otros nos permiten crear desde cero y ahí juega más la imaginación.

P- ¿Cómo se llevaron con el 2018?

R- Todavía no entra en nuestra cabeza todo lo qué pasó en doce meses, y mucho menos asimilar todas las emociones que formaron parte del proceso. Esta año MOLA dio un giro de 360 grados. Definitivamente el 2018 fue un gran año. Empezó con múltiples oportunidades para poder contar quienes somos y a lo que nos dedicamos, gracias a eso hoy podemos hablar juntos de un concepto “molánico” que nos define por completo, y terminamos el año dando un gran paso para nosotras que fue tener NUESTRO propio taller.

P- ¿Y cómo se imaginan el 2019?

R- Todo indica que va a ser un año para disfrutar lo que logramos. Cada vez nuestra visión es más clara y nos da emoción porque hasta nos puede sorprender a nosotras mismas. Gracias a estos años que pasaron y los objetivos logrados tenemos los recursos para dejar volar todavía más nuestra cabeza y llevar nuestra filosofía “molánica” más allá del mueble.

Sofía y Rocía: el arte del metal

Nosotras somos: Rocío Silka y Sofía Alonso


Comentarios


Sofía y Rocía: el arte del metal