Amnistía internacional exige a Microsoft que encripte comunicaciones de Skype

Las llamadas no serían tan privadas como creemos.



Más de 240 personas adhirieron al capítulo argentino de una campaña de Amnistía Internacional (AI) para exigirle a Microsoft que aplique en su servicio de videollamadas Skype un sistema de “encriptación de extremo a extremo en todas las comunicaciones”, ya que las mismas “no son tan privadas como creemos”, según la organización.

“Somos muchas las personas que dependemos de Skype para compartir nuestros momentos más preciados con la familia, ponernos al día con nuestros amigos o planificar nuestro trabajo con colegas en el otro lado del mundo. Pero las conversaciones personales que mantenemos por Skype no son tan privadas como creemos”, aseguró AI en el texto de presentación de la campaña.

“Los gobiernos pueden espiarnos y los delincuentes pueden hackear nuestros datos personales. Defensores y defensoras de los derechos humanos que hay por todo el mundo están especialmente en peligro de ser objeto de vigilancia estatal ilegal cuando usan Skype”, agregó la organización.

Con el argumento de la encriptación de extremo a extremo “es uno de los mejores modos de proteger nuestras llamadas de oídos indiscretos”, la campaña busca sumar 2.000 firmas para exigir a Microsoft, dueña de Skype, que incorpore un sistema de cifrado como ya lo han hecho “otros muchos servicios de mensajería muy extendidos, como WhatsApp y Facetime de Apple”, entre otros.

También busca quela gigante del software notifique “a todas las personas que usan Skype el nivel de encriptación que se aplica y cómo ello sirve proteger sus derechos a la privacidad y a la libertad de expresión”.

A finales de 2016 AI presentó un estudio en el que relevó a las 11 empresas que ejecutan las aplicaciones de mensajería más populares del mundo, y las clasificó en función de las medidas que toman para proteger la privacidad y la libertad de expresión online de las personas.

A raíz de una serie de variables, la investigación otorgó un puntaje del 0 al 100 a las 11 empresas y elaboró un ranking liderado por Facebook -por Messenger y WhatsApp- con 73 puntos, y seguido por Apple -iMessage yFaceTime- y Telgram (67), Google -Allo, Duo y Hangouts- (53), Line y Viber (47), Kakao y Microsoft -Skype- (40), Snapchat (26), Blackberry (20) y Tencent -QQ y WeChat- (0).

Esa investigación implicó además la inclusión de otros criterios, definidos a partir de las políticas y prácticas empleadas por las 11 empresas para asegurar su responsabilidades vinculadas a los derechos humanos.

Así, se tuvo en cuenta si las empresas reconocen las amenazas online a la libertad de expresión y el derecho a la privacidad como riesgos para sus usuarios; si la encriptación extremo a extremo se aplica por defecto; si las empresas hacen conscientes a sus usuarios sobre los riesgos que corren; si revelan los detalles sobre los pedidos gubernamentales de datos de los usuarios y cómo responden; y si publican detalles técnicos sobre sus sistemas de encriptación.


Comentarios


Amnistía internacional exige a Microsoft que encripte comunicaciones de Skype