Andrés Zerneri: la mano que talla el bronce

Porteño de nacimiento, desde hace años alterna sus días entre Plottier y Neuquén. Autodidacta y artista de múltiples aristas, su obra más destacada es el impresionante monumento a Juana Azurduy ubicado frente al CCK .de la ciudad de Buenos Aires.





P: En un puñado de palabras, ¿quién es Andrés Zerneri?

R: Un artista que cree en el arte, porque antes cree en el mensaje, en la comunicación y en la política. Está convencido que el arte Es una herramienta de transformación.
 

P: ¿Por qué artista?

R: Nunca tuve que elegir ser artista o no, solamente se dio, desde que era muy chico me hicieron creer ese rol, el arte fue una forma natural de expresar una parte de mis ideas.
 

P: ¿Cuál fue tu primera obra de arte?

R: Ja! Creo que el Monumento a Juana Azurduy, que da la casualidad que también es la última obra de gran tamaño que hice: el 15 de julio se cumplieron 5 años. Esa seguirá siendo mi primera en varios sentidos, porque cumple con lo que considero tiene que tener una obra. Fue una misión política y artística encomendada por uno de los dos o tres mejores presidentes del mundo, Evo Morales.

P: ¿Por qué autodidacta?

R: Ser autodidacta tampoco es algo que elegí, fue el devenir de un aprendizaje sistemático no institucional.  Me hice de una disciplina y una práctica muy lúdica, basada en recorrer librerías de la calle Corrientes, comprar libros de arte y copiar a todos los maestros.  Eso fue a partir de mis veintidós años, antes nunca tuvimos libros de arte en mi familia.

P: Pintor, escultor, videoartista, creador de instalaciones, escenógrafo de teatro… de todos tus oficios con cual te quedás? 

R: Me identifico con todos, aunque no con todos la paso bien, es un poco raro lo que voy a decir pero la escultura es la única disciplina en la que disfruto el hacer.  En el caso de la pintura, (que es lo que mas hago), o el dibujo o los murales, pongo mucha conciencia en el mensaje, como se entenderá; la pintura me da alergia y me estreso como cualquier trabajador en alguna parte de su trabajo.  Igual siento la obligación de hacerlo nuevamente porque la motivación lo compensa todo.

Osvaldo Bayer ha sido y es una gran inspiración para mí. Hemos sido amigos y nos cuidamos mutuamente».

Andrés Zerneri.

P: Creaste el Monumento a Juana Azurduy, ¿por dónde empieza una obra de semejante tamaño?

R: El Monumento a Juana Azurduy es la obra en bronce mas grande de la Argentina, pesa mas de 25 toneladas, mide 9,5 mts, me llevó tres años realizarla.  Fue realmente complejo en términos logísticos, me entrevisté con Evo Morales en Bolivia, le llevé el boceto, luego le mostré la maqueta a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner quien me hizo pequeñas correcciones. Ella me mostró donde sería emplazada la escultura .Todo el proceso de fundición es verdaderamente extraordinario, la técnica tiene 7.000 años y hoy se realiza de la misma manera.

Tengo pensamientos contradictorios cuando busco una respuesta a si el fin de la cuarentena nos devolverá mejores.

Andrés Zerneri.

P: ¿Una obra o autor que te inspire o identifique?

R: Osvaldo Bayer ha sido y es una gran inspiración para mí.  Hemos sido amigos y nos cuidamos mutuamente. Viajamos por muchas provincias contando sobre el Monumento a la Mujer Originaria, él ya no está pero me sigue acompañando. También tengo heroínas ocasionales, como Virginia Bolten, Valentina Tereskova o Lola Mora, lo son por varios motivos, no voy a aclarar quienes son así las googlean.

P: ¿Qué hay de nuevo en Andrés Zerneri ?

R: El nuevo Zerneri está pensando seriamente en traer a Neuquén los 10.000 kgs. de bronce donados para el Monumento a la Mujer Originaria. La escultura será mas alta que la de Juana Azurduy. Es un proyecto que tengo que terminar porque es una deuda con Osvaldo y con las miles de personas de todo el país que nos dieron llaves para rendir ese homenaje.

P: ¿Y qué habrá de nuevo en el arte después de la Pandemia?

R: Tengo pensamientos contradictorios cuando busco una respuesta en cuanto a si el fin de la cuarentena nos devolverá mejores? A veces pienso que no hay cura para el Egoísmo pandémico social y otras veces creo que sí, que en este tiempo ensayamos la solidaridad y el cuidado a los demás, y en eso los artistas hicieron un gran aporte.  En todo el proceso de reactivación que tenemos por delante espero que las y los artistas, sigamos rompiendo el molde y proponiendo descubrir lo mejor de nosotros mismos. 


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Andrés Zerneri: la mano que talla el bronce