Antes del virus el desempleo ya era 8,9%

Se conocieron los datos referidos al 4to trimestre de 2019. El impacto de la pandemia multiplicará las dificultades.

El dato pasó casi inadvertido esta semana. En medio de la cuarentena y el cúmulo de información en relación a los nuevos infectados de coronavirus, pocos medios se hicieron eco de que el Indec dio a conocer los datos referidos al mercado de trabajo al cierre del año 2019.
El informe da cuenta de una leve mejora en relación a la tasa de desempleo abierto para el cuarto trimestre del año pasado, cuando la proporción de personas que deseaba trabajar y no podía hacerlo, llegó al 8,9% de la Población Económicamente Activa (PEA).
En la comparación interanual, significa una leve mejora en relación al 9,1% registrado al cierre del año 2018. Asimismo, representa una mejoría respecto al 9,7% que marcó el tercer trimestre y al 10,6% registrado en el primer semestre, cuando tuvo lugar el pico máximo de la recesión producto de la crisis cambiaria, en vísperas de las elecciones presidenciales.

Al cierre de 2019, un 27,9% de la Población Económicamente Activa manifestaba problemas de empleo. La situación se agravará por la cuarentena obligatoria.


No obstante la mejora marginal, resulta de mucho valor el dato referido a la ‘ocupación demandante’, que asciende al 19% de la PEA. Esta categoría está compuesta a la vez por otras dos. La primera se compone de los ‘subocupados demandantes’, integrada por aquellos trabajadores que trabajan menos horas de las que quieren o necesitan, y son el 9,5%. La segunda es la de los ‘otros ocupados demandantes’, integrada por aquellos trabajadores que teniendo un trabajo de tiempo completo, desean cambiar de trabajo, dado que el que tienen no alcanza para satisfacer sus necesidades. Estos últimos son otro 9,5%.
Si en un ejercicio simple se agrega a quienes a fines de 2019 no tenían trabajo, con quienes tienen un trabajo pero demandan otro, resulta entonces que existe un 27,9% de la PEA, que tenía problemas de empleo al cierre del año pasado. Representa 3,7 millones de personas.
La gravedad de la situación cobra otro tenor si se considera la dificultad que la cuarentena obligatoria acarrea para miles de empresas impedidas de facturar durante el confinamiento, y con serias dificultades para afrontar el pago de los salarios.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Antes del virus el desempleo ya era 8,9%