Apuran medidas ante el estancamiento económico

En medio de la crisis política y económica, el gobierno analiza el lanzamiento de medidas que generen optimismo, pero no aclara cuáles serán. El estancamiento es un duro lastre que inquieta. mmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

Mientras influyentes bancos de inversión califican a la Argentina como uno de los países más estancados del mundo y pronostican un bajo crecimiento en el corto plazo, el gobierno nacional analiza el lanzamiento de medidas económicas para frenar la incertidumbre generada por la crisis política y reactivar al país.

La propuesta oficial gira en torno a lograr medios para apurar la decisión de inversiones en el país y acelerar la renegociación de contratos con empresas concesionarias de servicios públicos.

Tras los cambios de gabinete y la renuncia del vicepresidente Carlos Alvarez, los bancos locales mostraron ayer su aval al rumbo tomado por el presidente Fernando de la Rúa al no modificar casi el costo del financiamiento que prestan al Estado.

No obstante, la Bolsa de Comercio mostró la incertidumbre y los temores existentes en el mercado local con una nueva caída de 1,54% y un bajo nivel de operaciones .

El secretario de Finanzas, Daniel Marx, admitió ayer la "preocupación" de los inversores por la crisis política argentina, aunque enfatizó que la "fuerza de las instituciones" logró contener la situación.

"Están fundamentalmente preocupados por la evolución de la situación política", sostuvo Marx, quien destacó que "por suerte, la crisis se dio en un fin de semana" con lo cual "se pudo trabajar para remediar lo que se podían entender como unas grietas más profundas".

A la delicada situación se sumaron hoy estimaciones de importantes bancos de inversión, según los cuales son pocas las posibilidades de que Argentina surja rapidamente del estancamiento en que se halla tras más de dos años de recesión.

De acuerdo a un informe del banco de inversión JP Morgan, publicado ayer por el diario La Nación, la Argentina crecerá este año sólo 0,5% (contra el 2 que espera el gobierno), en el mismo nivel de estancamiento que Ecuador (0,6%) y Marruecos (0,8%), los niveles más bajos del mundo.

De esta forma, la Argentina afronta el extraño privilegio de ser el país más estancado del planeta, cuando las previsiones indican que la mayoría de las naciones crecerá al menos uno por ciento este año, expansión que mantendrán, con leves bajas, en el transcurso de 2001.

Para el 2001, las expectativas tampoco son alentadoras. JP Morgan estimó que el país crecerá sólo 2%, contra la previsión de 3 de expansión que tenía el banco de inversión en momentos de asumir De la Rúa.

El escenario político inquieta a los inversores

Para Alberto Ades, de la consultora económica Goldman Sachs Argentina, para los inversores "no existe un panorama sobre el esquema político. Está poco claro, de manera que tanto afuera como adentro hay mucha confusión todavía", estimó.

El economista sugirió para terminar con la incertidumbre que el presidente Fernando de la Rúa "tome las riendas del gobierno más claramente".

En este sentido, el jefe de Estado anunció el pronto lanzamiento de medidas para fortalecer la economía, aunque no precisó en qué consistirán.

De la Rúa anticipó que se crearía un "ombudsman de las inversiones", especie de promotor de negocios en el país. Señaló que esas medidas fueron analizadas en una reunión con el jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, y los ministros de Economía, Machinea, y de Trabajo, Patricia Bullrich.

El secretario de Transporte, Jorge Kogan, aseguró ayer que tras la absorción del área de Infraestructura por Economía, la orden de Machinea es "acelerar todos las renegociaciones pendientes y activar los procesos de inversión".


Comentarios


Apuran medidas ante el estancamiento económico