ARA San Juan: “Ninguno de nosotros es el mismo tras la muerte de Mario”

Los Toconás, hermanos del submarinista de Sierra Grande que murió en el hundimiento del ARA San Juan, participaron del homenaje en Mar del Plata a los 44 tripulantes. Exigen justicia.



Los hermanos de Mario y sobrinas, con todos los símbolos presentes para sostener el reclamo por su muerte.

Los hermanos de Mario y sobrinas, con todos los símbolos presentes para sostener el reclamo por su muerte.

Ahora, Ryan sabe que su papá no va a volver. Y con sus 10 años le muestra a su hermanita María Luz, de un año y medio, las fotos en las que se lo ve en su uniforme militar. Tal como lo recuerda su tío Miguel. El que es policía de un pueblo tranquilo, y en estos dos años viajó más que nunca, para pedir Justicia y agradecer por cada homenaje que se realizó. El mismo que controla de cerca a su papá, Irineo.  Que sigue en pie como puede ante tanto dolor.

“Ninguno de nosotros es el mismo” sintetizó Miguel, en diálogo telefónico con Río Negro. Él es hermano de Mario Toconás, el único submarinista rionegrino de los 44 tripulantes del ARA San Juan. El submarino que, en noviembre de 2018, un año después de su desaparición, fue hallado hundido a 907 metros de profundidad.

Hoy se cumplieron dos años de la tragedia, y el hombre, que reside en Sierra Grande junto al resto de sus hermanos, viajó a Mar del Plata para reunirse con su cuñada Ruth y con sus dos sobrinos. Juntos participaron de la entrega de medallas de honor. Y de un acto en memoria a los tripulantes caídos, que se realizó en la base naval de esa ciudad.

“Tenemos tanta bronca. Tanta impotencia. Un dolor tan grande. En estos años vivimos muchas cosas. La mayoría tristes y lamentables. Nos sentimos muy solos. Es que cada una de las personas que deberían haber hecho algo de parte del Estado, no lo hicieron. Ni la jueza (a cargo del caso, Marta) Yañez, que no movió ni un papel. Ni el presidente Mauricio Macri. Ni el ministro de defensa, Oscar Aguad, que cuando abrió la boca lo hizo para culpar a nuestros chicos por lo que ocurrió con el Ara” se indignó Miguel.

“La causa judicial no avanzó. Pareciera que todo lo quieren encaminar para que esto quede en la nada, y no los vamos a dejar. En todo este tiempo sólo tomaron testimoniales. Y de los que pudieron. Porque hace poco hubo 7 militares que se negaron a declarar. Incluso rechazaron la recusación que nosotros pedimos de la jueza (por Yáñez). Lo hicimos casi todos los parientes de los 44, porque   sabemos que, entre otras cosas, ella se reunió con altos mandos militares, que son los mismos a los que debería investigar” agregó Toconás.

En relación a su familia, reconoció que aún los golpea la tragedia. “Mi sobrinito Ryan ya sabe lo de su papá. Lo fue entendiendo de a poco. Y ahora, a su hermanita María Luz, que estaba en la panza de su mamá cuando el Ara se hundió, le muestra fotos de mi hermano Marito.  Y le habla todo el tiempo de cómo era” relató, emocionado.

También compartió que su cuñada, Ruth, sigue con las gestiones que atañen al cobro de seguros. “Por lo que sabemos ella, al igual que las otras viudas, todavía recibe el sueldo que tenía Mario en vida. Pero el básico, sin todos los extras y aportes que tenían antes. Que obviamente no es el mismo” explicó Miguel. “Nada es como era antes-subrayó- Pero acá estamos. Porque lo que nos mueve es lograr que se haga Justicia por mi hermano. Y por los otros 43”.


Comentarios


ARA San Juan: “Ninguno de nosotros es el mismo tras la muerte de Mario”