Arabela Carreras: “como mujer, el desafío es que me dejen hablar de otras cosas”

La gobernadora Arabela Carreras hizo un análisis sobre las políticas públicas de género en Río Negro. Destacó la necesidad de incluir a los hombres en esa militancia, y dijo que “aún queda mucho por andar” en la materia a nivel nacional.



Carreras es la primera gobernadora mujer en la historia de Constitucional de Río Negro. Allí llegó con más del 52% de los votos. Foto Pablo Leguizamón.

Carreras es la primera gobernadora mujer en la historia de Constitucional de Río Negro. Allí llegó con más del 52% de los votos. Foto Pablo Leguizamón.

Cuando se le pregunta por su postura, la gobernadora Arabela Carreras ratifica que es “feminista”, pero aclara: “no confrontativa”. Y resalta que “no es lo mismo tener que no tener perspectiva de géneros”, sobre todo para la implementación de políticas públicas que prevengan la violencia en los estratos del Estado.

Durante el último año en Río Negro se registraron, al menos, cuatro femicidios, de acuerdo a los informes presentados por los distintos observatorios locales y nacionales. La mandataria reconoció, en este sentido, que “no logramos bajar los índices de violencia”, que adjudica a “un problema social que tiene otros componentes”.

Y solo en Roca, hasta noviembre del año pasado se habían registrado unas 668 denuncias por violencia de género en la Comisaría de la Mujer, número que se eleva exponencialmente en toda la provincia. Sin embargo, la mandataria resaltó haber “podido rescatar a mujeres” de situaciones de violencia, a través del trabajo “con un presupuesto específico para las áreas, que sirve para tener disponibilidad rápida en ese momento y cubrir las necesidades que tenga ella y sus hijos”.

Además, destacó el trabajo en capacitaciones y las tareas de prevención. Enumeró que bajo su gestión “hay un área muy desarrollada en Seguridad”, que “tiene un presupuesto muy bueno” y que está a cargo “del vínculo con la Justicia, el Consejo de la Mujer y con el área de Género que nosotros jerarquizamos”, junto a la provisión de dispositivos como las pulseras de exclusión y los botones antipánico. También destacó “otros programas de género hacia adentro de la Policía”, y “un capítulo en Educación” con la posibilidad de “transversalizar las capacitaciones y hacerlas obligatorias” a partir de la Ley Micaela.

Por su parte, la gobernadora apuntó a “las masculinidades”. En ese sentido, señaló que se agregó al organigrama una subsecretaría más, dedicada a programas diversos y a poner la mirada sobre estas construcciones.

“Necesitamos a los hombres dentro de esta propuesta, de esta política y de esta cultura”, subrayó Carreras al hacer mención a la disminución en los índices de violencia de género a nivel social.

En cuanto a las características de la gestión, la mujer sostuvo que “está el desafío de hablar de géneros y de que me dejen hablar de otras cosas como mujer”. “Los espacios políticos que se han abierto históricamente para nosotras son Desarrollo Social y Salud; muy difícilmente ocurre eso con los ámbitos de Energía, Petróleo y Economía”.

Se da la particularidad que, en el inicio de esta gestión, Andrea Confini fue designada secretaria de la cartera energética a nivel provincial. “Sucede que yo pude evaluar los perfiles de las mujeres menos prejuiciosamente, que lo que se hacía históricamente”, señaló al respecto.

Y en cuanto al desempeño del partido Juntos Somos Río Negro en esta materia, Carreras agregó que “es una estructura joven, y esa juventud le permite tener mayor sensibilidad a los temas que la sociedad está planteando”, además de que resaltó que “es el espacio que ha permitido que una mujer sea gobernadora”.

Dos gobernadoras

Hace algunas semanas, Carreras participó de un encuentro con todos sus pares provinciales. Allí destacó: era una de las dos mandatarias provinciales mujeres, junto a Alicia Kirchner por Santa Cruz.

“No es un orgullo para mí, lo sería si fuera una (mujer) más en un 50 por ciento” de mandatarias, detalló la rionegrina en este sentido. Esa foto se convirtió para ella “en un símbolo de todo lo que nos falta, significa que hay mucho por andar en este país”.

Es una imagen que tiene réplica en los municipios rionegrinos, porque solo 9 mujeres lideran desde diciembre sobre 39 comunas; con otras 12 comisionadas de fomento en toda la provincia.

En estos días, la agenda también incluyó una visita con la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta.

“Ella me decía ‘que lindo estar charlando con una gobernadora que tiene perspectiva de géneros”, resaltó de esa charla Carreras, quien insistió allí también en su premisa de que se debe “trabajar en las masculinidades”.

Dentro del Estado

Consultada sobre posibles protocolos dentro del ámbito Ejecutivo ante denuncias de violencia de género, Carreras detalló que “hay mecanismos a partir de las áreas de control de conducta de trabajadores del Estado”, para atender denuncias de estas características.

Con ellas se aplican “medidas preventivas inmediatas que tienen que ver con la separación del hombre del ámbito donde ejerce violencia, para no revictimizar a la mujer”, señaló.

En este sentido, sostuvo que hay que tomar esos casos “con cautela”, porque “sería una situación de violencia institucional no investigar y a la mera denuncia realizar acciones sancionatorias”. “Tenemos que mejorar los mecanismos de investigación y de sanción”, agregó.

Finalmente, Carreras indicó que su gran ambición de gestión es “poner otra mirada” que evite “seguir reproduciendo modelos”. “Como mujeres ponemos en evidencia las desigualdades de la sociedad, que no ha sido buena ni para mujeres ni para hombres”, reflexionó en este sentido. “Nosotras tenemos que hacer otra cosa”, concluyó la mujer.

Los lentes violetas. Carreras destacó que tiene la “mirada” del color identificado con el feminismo. Foto Pablo Leguizamón.

.


La salud de las mujeres en agenda


Otro de los temas reiterados por la gobernadora Arabela Carreras durante la entrevista fue su preocupación por “la salud de las mujeres”, sobre todo por las diferencias que implica la atención entre ellas y ellos.

Por eso, declaró que sus iniciativas harán foco en este aspecto, aunque adelantó que “no solo hay que circunscribirse a la discusión del aborto”.

“A nosotras no nos pasa lo mismo que a los varones. Hay otros problemas de violencia hacia el cuerpo de las mujeres en ese ámbito”, resaltó en la charla.

Agregó, además, su preocupación por la violencia obstétrica, donde sostuvo que “hay que poner una mirada ahí” porque “es difícil de cambiar”, pero considera que “hay oportunidad de trabajo y de hacer algo bueno”.


¿Cómo actúa la Senaf ante las denuncias de los últimos años?


Uno de los temas que en los últimos años han sido noticia son las situaciones irregulares en los Centro de Asistencia Integral para Niños, Niñas y Adolescentes (Caina), que se encuentran en distintos puntos de la provincia, y en las que se han visto involucradas niñas menores de edad que se encuentran guarecidas en estas instituciones.

Consultada sobre este tema, Carreras indicó que estos hechos “han sido terribles”; pero aclaró que “han sido abordados desde la Secretaría de Niñez y Adolescencia (Senaf) de la provincia” , a partir de su creación por Alberto Weretilneck en su último período como gobernador.

“Cada vez que tenemos una denuncia, intervenimos inmediatamente y lo hacemos junto al sindicato, la Función Pública y las áreas de investigación específica”, aclaró la mandataria sobre el accionar estatal.

Agregó al respecto que “la Senaf heredó una situación de estas instituciones del Estado de muy larga data”, en las que hay “actores y agentes que venían desempeñándose en esos cargos”.

“Solamente a partir de la denuncia se puede apartar a un agente de su lugar de trabajo. Entonces, en este proceso de renovación lo hemos estado trabajando mucho, con capacitaciones, revisión de perfiles e intervención inmediata de las situaciones de violencia”, concluyó.

“Nosotras tenemos que hacer otra cosa”, reflexionó la gobernadora sobre las mujeres. Foto Pablo Leguizamón.

Cupo laboral trans: tema en la próxima gestión


A pesar de que en noviembre de 2018 el cupo laboral trans se convirtió en ley en Río Negro, aún resulta dificultoso para el colectivo acceder a trabajos registrados que permitan mejorar su calidad de vida en la provincia.

En este sentido, Carreras señaló que, por el momento, al tema “no lo hemos abordado desde mi gestión”, que inició hace poco más de un mes.

Sin embargo, aclaró que “sé que se viene trabajando desde lo legislativo. Aunque todavía no me ha hecho llegar el área una propuesta particular, que es la Secretaría de Géneros”.

Con la sanción de la legislación, se estimaba entonces que unas 80 personas trans podían ingresar al Estado a trabajar de manera registrada y con la incorporación de derechos, como el acceso a obra social y posterior jubilación.

En este sentido, Carreras expresó que “los cupos laborales tienen que tener dos perspectivas”. Detalló entonces “por un lado la inclusión de personas que forman parte de minorías que suelen ser rechazadas”, y por el otro “hay que poder aplicar criterios de idoneidad en los cargos. Las dos cosas tienen que estar cruzadas”.

De todas maneras, la gobernadora reivindicó el objetivo que tienen los cupos laborales, y sostuvo que en la provincia “hay un criterio de fuerte inclusión”.

“Si no fuera por el cupo femenino, yo no sería gobernadora. Porque toda mi carrera la hice en cuerpos legislativos, que tienen cupo”, reflexionó. Y concluyó en que “hay que pensar que los cupos no son lo ideal, pero es necesario”.


Tres frases


Los espacios que se han abierto históricamente para nosotras son Desarrollo Social y Salud; muy difícilmente ocurre eso con Energía, Petróleo y Economía”.

Nosotras como mujeres ponemos en evidencia las desigualdades de la sociedad, que no han sido buenas para mujeres ni hombres”.

Si no fuera por el cupo femenino, yo no sería gobernadora. Porque toda mi carrera la hice en cuerpos legislativos, que tienen cupo”.


Arabela Carreras: primera gobernadora

Carreras es la primera gobernadora mujer de la historia constitucional rionegrina. Es barilochense y el próximo 21 de enero cumplirá 50 años. Su llegada a la gobernación estuvo vinculada con la inhabilitación de Alberto Weretilneck para ser candidato, lo que posteriormente la catapultó a la gobernación con el 52, 44 % de los votos.

Comentarios


Arabela Carreras: “como mujer, el desafío es que me dejen hablar de otras cosas”