Arroyo debió explicar por qué compraron caro aceite y azúcar

"Los proveedores se plantaron, pero decidimos avanzar ante la demanda de los comedores", dijo el ministro ante la cuestionada adquisición de parte de algunos productos por encima de los precios máximos establecidos. El Presidente lo respaldó.



El Ministerio de Desarrollo Social realizó, mediante siete resoluciones, compras millonarias de alimentos para repartir ante la necesidad -cada vez mayor- de asistencia alimentaria. El problema es que, en productos de alta demanda como aceite y azúcar, los precios pagados por el Estado estuvieron un 50% más arriba de lo que establece en el programa Precios Máximos.

El gobierno vivió en carne propia la desobediencia a los precios de referencia estipulados, pero cedió y compró debido a la situación de emergencia. "Los proveedores se plantaron", explicó resignado el ministro Daniel Arroyo.

De todas formas remarcó que "todas las compras" para el abastecimiento de los comedores y merenderos, donde la demanda creció de 8 a 11 millones de personas por la pandemia de coronavirus, "fueron realizadas bajo supervisión de la Sigen, el Instituto Nacional de Alimentación y las normativas del Decreto 260" de Emergencia Sanitaria.

"Desde el Ministerio convocamos a una licitación para una compra extraordinaria de alimentos ante el aumento de personas que asisten a comedores y merenderos", detalló Arroyo vía Twitter.

Remarcó que, pese a que "en el rubro aceite por 1,5 litro y azúcar por 1 kilo la oferta superó los precios testigos", se resolvió avanzar con el proceso "ante la necesidad de llegar a comedores".

El funcionario precisó que esos dos ítems "sí estuvieron por encima de los precios fijados" y detalló: "Pedimos rebajas y se llegó hasta ahí pero no hubo rebaja; no obstante, decidimos igual hacer la compra porque estamos ante una emergencia".

Así, Arroyo salió a responder cuestionamientos realizados frente a informaciones que dieron cuenta de la compra de ciertos artículos por un valor situado por encima de los precios de referencia. "Compramos leche, azúcar, aceite, arroz, lentejas, fideos, harinas y ningún rubro se compró a una sola empresa", insistió Arroyo, quien explicó que, en el caso de los fideos, el precio fijado "es por kilo y no por medio kilo", como consignó una de las resoluciones publicadas, que fue "rectificada después".

Antes, el dirigente social Juan Grabois, expresó en un tuit: "Estas son las cosas que me enferman y no se pueden dejar pasar. Algún hdp compró fideos al triple de lo que valen y de la peor calidad. Nosotros compramos a $28 el paquete contra $84. Es una estafa a los pobres. Confío en que el presidente Alberto Fernández va a ponerle los puntos al responsable”.

También salió a fustigar en un tuit la titular del PRO y exministra, Patricia Bullrich. Dijo: "Se pagaron 108 millones de pesos de más en azúcar, aceite y lentejas. El ministro Arroyo dice que eso sucedió porque los fabricantes "se le plantaron". Entonces, ¿los precios máximos son para la tribuna? Mientras a la mayoría de la gente no le alcanza la plata, los impuestos de los argentinos se usan para comprar caro y sin control. ¡DNU y Emergencia no son sinónimo de vale todo!".

No solo el periodismo, la oposición y Gravois criticaron la compra. También lo hizo el presidente Alberto Fernández, quien llamó temprano a Arroyo para pedirle explicaciones. Al cabo de sus argumentaciones, Fernández se quedó más tranquilo, lo respaldó y le pidió que salga a aclarar lo que pasó.


Comentarios


Arroyo debió explicar por qué compraron caro aceite y azúcar