“Hoy hijos, mañana padres”





Algunos padres se lamentan mirando hacia atrás porque su juventud quedó ensombrecida por tutelas, la obligación de obedecer, limitaciones, prohibiciones y presiones autoritarias y se alegran de no tener que exigir cosas semejantes a sus hijos que están creciendo. Otros, por el contrario, envidian las libertades de la juventud actual. Los jóvenes de hoy tal vez puedan aprender a comprender a sus padres en sus conversaciones. Entonces entenderán por qué son así y reaccionar de un modo concreto. Un esfuerzo sincero por ambas partes, también de los jóvenes, eliminaría muchos juicios y les ayudaría a verse, jóvenes y mayores como lo que son, hermanos más jóvenes y más mayores que recorren juntos esta vida en la Tierra y que están unidos por algunas cosas positivas. Aunque, mirando hacia atrás, algunos adultos se dan cuenta de que apenas pudo ser de otra forma. La vida era así y los niños eran así. Algunos padres piensan en secreto: “Al fin y al cabo eran muy similares a como yo fui”. De la publicación “El joven y el profeta”. Maximiliano Corradi, DNI 27.090.991 - Mendoza


Comentarios


“Hoy hijos, mañana padres”