Asaltaron y golpearon al padre de Graciela Robles

La casa de Fernando Marti Reta, progenitor de la empresaria turística barilochense, fue visitada por delincuentes. Lo agredieron y se llevaron dinero. El hombre tuvo que ser internado.



La puerta principal de la vivienda no evidenciaba signos de violencia y se presume que actuó alguien conocido.
SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La preocupante ola de robos a casas de familia cobró ayer un nuevo damnificado, cuando delincuentes todavía desconocidos asaltaron y golpearon a Fernando Marti Reta, el padre de la empresaria Graciela Robles.

El hombre, de 88 años, se domicilia en Diagonal Capraro y Vice Almirante O”Connor, en una elegante casona construida a mediados del siglo pasado.

Si bien todavía la policía desconoce a ciencia cierta lo ocurrido, porque la víctima no pudo declarar, saben que los intrusos que lo golpearon buscaban dinero entre sus efectos personales y en toda su propiedad.

La primera noticia del asalto la dio la mujer que asiste a Marti Reta, quien llegó a las 10 al domicilio y encontró a su empleador en el suelo.

Estaba golpeado y prácticamente inconsciente, con diversos traumatismos en la cara y en el cráneo.

Además, la mujer observó que los intrusos habían provocado un gran desorden en las dependencias, y que la billetera de la víctima estaba en el suelo, junto a él, pero sin dinero.

El damnificado fue trasladado de inmediato al sanatorio San Carlos, pero todavía no pudo prestar declaración.

Esto pasó en parte porque los profesionales aconsejaron no interrogarlo, pero también porque sufrió un fuerte golpe en la mandíbula que le impide expresarse con claridad.

Ex dueño de un corralón

Fernando Marti Reta es muy conocido en esta ciudad, ya que hace años fue socio gerente de una importante empresa de materiales para la construcción.

Marti Reta, junto a García Jurjo y Welleschik administraban “Casa Palm”, el corralón más antiguo de esta ciudad, que ellos compraron a sus fundadores.

Hace más de 10 años que el empresario se retiró de la sociedad; la empresa pasó por varias manos, pero continúa siendo la más importante en su categoría y da trabajo a un importante número de personas.

Una de las hijas de don Fernando se casó años atrás con Vicente Robles, titular de la empresa vial que construyera varias rutas en la Patagonia, y también desarrolló el sector sur del centro de esquí en el cerro Catedral.

A partir de 1986, tras el fallecimiento de su marido, Graciela Marti Reta de Robles se puso al frente de la empresa “Robles Catedral” y operó hasta el presente invierno la mitad del centro turístico.

Don Fernando Marti Reta se mantuvo siempre alejado de los negocios de su hija y nunca intervino en la empresa concesionaria de la montaña.

El brutal atraco lo sorprendió en su tranquilo retiro, y las autoridades sospechan que pudo haberle franqueado la puerta a alguna persona conocida, porque no observaron rastros de un ingreso violento a la propiedad.

La policía trabajó ayer en las primeras líneas de investigación, pero hasta el cierre de esta edición nada se sabía acerca de los responsables del delito contra el ex empresario.


Comentarios


Asaltaron y golpearon al padre de Graciela Robles