Aseguran que el Valle está preparado




#

ROCA (AR).- La región del Alto Valle centro está preparada para cualquier eventualidad meteorológica teniendo en cuenta que las cuatro defensas aluvionales que se encuentran en la región están en condiciones estructurales y de mantenimiento, frente a las fuertes lluvias que, por ejemplo, han afectado otras regiones del país. Así lo expresó ayer la delegada regional del Departamento Provincial de Aguas (DPA), la ingeniera Viviana Maldonado, quien aclaró que periódicamente realizan las tareas de mantenimiento en las cuatro defensas pluviales que tiene la región. Se trata de la Allen, J.J. Gómez, la denominada Roca-Cattini, y la de Cervantes que sirve para contener el agua que baja por las cuencas de Cervantes y Mainqué. Para Maldonado, las tareas de mantenimiento resultan fundamentales para prevenir cualquier tipo de inconvenientes que pueda afectar la función para la que fueron construidas las defensas a partir de la década del 60. Aclaró que cada dos años se realizan estas obras pero que periódicamente se recorren y se sigue puntualmente el estado de cada una de ellas. Explicó que en las últimas semanas y teniendo en cuenta la preocupación que se ha generado en otros puntos del país, se han realizado tareas de mantenimiento y verificando que tanto los diques como las torres de descarga, se encuentren en condiciones para afrontar la caída de una lluvia extraordinaria. Las tareas también incluyen la limpieza de sifones y de los enrejados de los conductos de evacuación en cada dique de contención lo que permite que el agua salga normalmente y sin ningún tipo de obstrucción. En el caso de Roca , el canal P-4 ya se encuentra limpio y en el P-5 se están desarrollando trabajos para evitar cualquier acumulación de agua. Estos ductos resultan fundamentales para que el agua de las defensas llegue directamente al río Negro y de esa manera evitar cualquier tipo de inundación en caso de la caída de una tormenta de agua. Las mismas tareas de limpieza –aclaró Maldonado– se están desarrollando en la defensa de 7,5 kilómetros que tienen las localidades de Cervantes y Mainqué. Especificó que se invirtió una importante suma de dinero en realizar los trabajos con maquinaria pesada en los primeros 2 mil metros de esta defensa. Se calcula que los vertederos de seguridad de cada una de las defensas de esta región están preparados para activarse frente a la caída de una lluvia de aproximadamente 200 milímetros por hora. La cifra resulta realmente significativa si se tiene en cuenta que en el Valle llueve un promedio de 200 a 300 milímetros por año. Cada dique está preparado para contener caudales de lluvia de hasta 500 milímetros.

Hay monitoreo de las defensas.


Comentarios


Aseguran que el Valle está preparado