Así es el trabajo de Pato para compactar la nieve en las calles de Caviahue

Con más de un metro acumulado, la máquina pisapista del centro de esquí pasa todas las madrugadas con Carlos "Pato" Millain al volante para dejar las calles transitables. No te pierdas el video nocturno en la aldea de montaña neuquina.





Vista nocturna de Caviahue desde el drone cuando pasa la máquina. Captura de video.

Vista nocturna de Caviahue desde el drone cuando pasa la máquina. Captura de video.

Con más de un metro de nieve en las calles de Caviahue, solo hay una manera de mantenerlas transitables: con una máquina que apisone el manto blanco. Y con la del municipio que maneja Federico otra vez en reparación, es una pisapista del centro de esquí con Carlos "Pato" Millain al volante la que deja la aldea de montaña en condiciones aptas de circulación para sus 700 habitantes y los visitantes de la microrregión centro oeste de Neuquén.

Carlos "Pato" Millain. Foto: Gentileza.

El municipio acordó con la Compañía de los Andes para que preste el servicio y Pato sale todas las noches desde el 9 de julio al frente de la Pisten Bully. De 45 años y tres hijos (uno de ellos, Richard, es pistero en el centro de esquí), se crió en la comunidad mapuche Millain a 7 km, hace 20 años que trabaja en el cerro y dos años atrás dejo de ser remontero en la telesilla para estar a cargo de la máquina.

Recorrida nocturna, Captura de video.

"La hora de salida va variando según la temperatura -dice Pato, como todos lo conocen por aquí-. Lo ideal es que haga entre 2 y 3 grados bajo cero para que compacte bien, por lo general de madrugada, pero según cómo venga el clima puede variar el horario".

Facundo (Drone Caviahue Copahue) lo filmó en una de sus salidas nocturnas de agosto. No te pierdas esta maravilla.

¿Me corre el auto maestro?

El recorrido varía según cómo el viento acumule la nieve pero en general apunta a las calles principales y tarda unas tres horas horas por jornada, que pueden variar según cada situación que se presente.

Explica que como la máquina tiene siete metros de ancho es fundamental que los vecinos si es posible no dejan los vehículos en la calle.

"A veces paso cortando clavos y me bajo y si veo que están despiertos les pido que los corran un poquito", cuenta Pato. "Voy siempre bien despacio y por el medio. Hay mucho fierro, palo, cerco, si piso algo lo rompo", agrega.

Recorrida nocturna.

Si en esta zona el viento es leyenda porque hace lo que quiere con la nieve, Pato lo sabe mejor que nadie. "Por ejemplo, cuando sopla del este hace desastres. Cuando pasa los 50 ó 60 k,/h acumula mucha nieve suelta. Te puede dejar un bardón de cuatro metros y un poquito más allá está la calle pelada", grafica.

Orgulloso de estar a cargo de la Pisten Bully roja que contrasta con la nieve y las araucarias en el centro de esquí, Pato se lo agradece a Jaume Ross, el andorrano que preside la Compañía de los Andes que tiene la concesión del cerro. "Confió en mí para que manejara la máquina, me dio la oportunidad de aprender, valoro eso", señala.

Y entre las misiones que le tocan en esta industria a cielo abierto, le puede pasar como el 15 de julio enfrentarse a esos 12 metros de nieve que cubrían las torres y los cables por donde pasa la telesilla.

"En este tramo se hace una cornisa de nieve y se tapó la torre con la nevada. El laburo era ese, despejarla. Tapaba los cables, imaginate la nieve que había", dice.

Pato también se encarga de trasladar a Copahue a los relevos de los efectivos de Gendarmería y el Ejército que realizan aquí la campaña preantártica por las similitudes con las condiciones extremas que encontrarán después en el continente blanco.

Pato traslada a los efectivos de Gendarmería y el Ejército que hacen los relevos en Copahue.

Mejor pisar que correr

Como cuenta Nito Zingoni, pionero que llegó a Caviahue cuando solo había 22 habitantes en 1984, pisar la nieve de las calles es un antiguo deseo de los vecinos. "No siempre hemos podido contar con eso, pero ahora lo tenemos y lo disfrutamos", dice y agrega que hay un mundo de diferencia entre pisarla y correrla hacia los costados.

"Si una motoniveladora la empuja hacia las casas después tenemos que palear para entrar", afirma y explica que con la nieve pisada un vehículo de tracción delantera puede circular sin problemas con cubiertas de contacto.

Vista nocturna de Caviahue mientras pasa Pato. Captura de video.

"También influye que hemos tenido poca lluvia. Cuando cae hay que despejar para que el agua fluya hacia el lago", amplía mientras celebra que no se armen "lomos de burro" de nieve.

Guillermo De Cesco, otro pionero, lo sintetiza de este modo: "Anoche la escuché que pasó dos veces la máquina. Así uno cuando arranca el día puede circular y sin que se armen huellones".

Agradecemos por el video a Drone Caviahue Copahue


Comentarios


Así es el trabajo de Pato para compactar la nieve en las calles de Caviahue